Irene Rosales ha vuelto al tanatorio acompañada de su padre y su hermana para dar el último adiós a su madre, Teresa Vázquez.


Irene Rosales ha vuelto al tanatorio durante la mañana del viernes acompañada de su padre y su hermana. La familia Rosales ha llegado con rostro serio, conscientes de que la prensa se encontraba allí. Sin embargo, los medios solo le han mandado ánimo, pero ella ha preferido no contestar y entrar en el tanatorio.

Acto seguido, Kiko Rivera llegaba al tanatorio, pero entraba por la puerta de atrás para evitar ser visto por la prensa. Este es el primer movimiento de la mañana. Irene y su hermana han estado en todo momento pendientes de su padre y dentro se reencontraba con el dj, que ha preferido mantenerse en un discreto segundo plano en estos momentos tan delicados para su familia.

Este viernes a las 16.00 horas se celebra una misa, pero más tarde el cuerpo de la madre de Irene volverá al tanatorio de Camas para ser incinerado.

Los primeros rostros conocidos que han llegado al tanatorio de Camas para mostrar su apoyo a la familia es Antonio Tejado y su madre, que han intentado evitar a la prensa. De hecho, han llegado y han entrado rápidamente en el interior. A la salida, el exconcursante de ‘GH VIP’ se paraba con los medios: «En estas circunstancias uno no sabe qué decir. Son momentos difíciles».

Todo hace indicar que hasta el tanatorio se acercarán numerosos rostros conocidos para apoyar a la colaboradora de televisión en estos momentos tan delicados. Chabelita Pantoja, que se encuentra en Londres, podría aterrizar esta misma tarde en Sevilla para acudir a dar el pésame a su cuñada.

La que también podría acercarse hasta allí es Raquel Bollo, que está muy unida a la familia. Una triste noticia que llega justo cuando está disfrutando de la llegada de su primera nieta, Jimena, la primera hija de Alma Cortés.