El conflicto familiar está tocando a la colaboradora quien ha pensado en tomar una importante decisión que le afectaría en el plano profesional.


Irene Rosales lleva casi dos años fiel a su trabajo como colaboradora de televisión. La mujer de Kiko Rivera se estrenó en el programa ‘Viva la vida’ de Telecinco en septiembre de 2019 y desde entonces se ha convertido en un personaje indispensable del programa. Sin embargo, la guerra familiar que atraviesa la familia también la ha colocado en una situación muy complicada. Tanto es así que ha sorprendido revelando que ha pensado en dejar su puesto delante de las cámaras.

Instagram

«Más de una vez me he planteado dejar la tele pero no solo por mí, también por Kiko», ha confesado durante su última intervención que se ha producido este domingo. Recordaba que en más de una ocasión le había aconsejado a su marido que se apartase de los focos porque sabe que no le va bien. Además, cree que su presencia en el plató tampoco es favorable para este: «El hecho de que yo esté aquí a él le afecta».

Semana tras semana, Irene Rosales acostumbra a dar la última hora sobre los conflictos familiares en el espacio de Telecinco, también a desmentir o confirmar ciertas informaciones. Más en una última etapa en la que la familia ha estado en el ojo del huracán. Sin embargo, Irene también ha manifestado que el DJ no desea que deje su trabajo. Ella ha vuelto a recordar que sabe que su posición en el plató se debe a que pertenece al clan Pantoja.

Instagram

En los últimos meses se ha visto en el foco de muchas acusaciones. Algunas de las cuales le afectan de forma personal. Como cuando la gente cree que es ella la que maneja a su marido y es la «mano que mece la cuna». Algo que ha negado por completo de forma rotunda: «A mí solo me importa mi opinión, me importa un bledo lo que opine todo el mundo», ha dicho agotada de este asunto y dando un golpe en la mesa.

«La gente se equivoca»

«Si la gente piensa que yo muevo a Kiko, la gente se equivoca. Discuto más con él que él con su familia, pero eso no significa que no lo vaya a apoyar. Esto me está trayendo más dolores de cabeza. No discuto con mi familia y los problemas los tengo con la familia de mi marido», ha indicado.

© Redes sociales.

Asimismo, ha explicado que el hijo de Isabel Pantoja atraviesa un momento muy difícil totalmente alejado de su progenitora: «Él está recibiendo charlas, pero sí que es cierto que es muy complicado. Tiene muchos procesos. Aquí sabéis el 30% de lo que hay detrás y luego él se entera de más cosas». La guerra comenzó a finales del año pasado cuando Kiko realizó importantes confesiones familiares en el programa ‘Cantora, la herencia envenenada’.