Irene Rosales, cara a cara con Las Mellis para defender el honor de su marido, Kiko Rivera

Ha pasado casi un año, pero ya ha tenido lugar el juicio por la demanda de Kiko Rivera a Las Mellis. Una cita a la que ha acudido Irene Rosales como testigo

Kiko Rivera sigue dentro de la casa de ‘GH DÚO‘, lo que significa que ha sido su mujer, Irene Rosales, la que se ha tenido que ver las caras con Las Mellis por la demanda que el dj les interpuso hace unos meses.  

16Irene Rosales defiende el honor de Kiko Rivera

15Duras acusaciones 

Fue Bibi la que desveló en el programa presentado por María Patiño que Kiko Rivera se le había insinuado cuando ya estaba con su mujer. 

14Negando sus palabras 

Ante tales declaraciones, el dj decidió demandar a la pareja de hermanas por haber dañado su honor, que en marzo del año pasado dijeron: “cuando vas con tu verdad no temes nada”. 

13Ya se han enfrentado 

Este martes 9 de abril, Las Mellis e Irene Rosales han acudido al juicio, esta última en calidad de testigo.  

12No ha querido hablar 

Visiblemente tranquila, la nuera de Isabel Pantoja ha preferido no hacer declaraciones para no afectar al juicio. 

11Con una sonrisa 

“Perdonadme, pero no puedo decir nada. El resultado no lo sabemos aún”, ha explicado Irene en las inmediaciones del juzgado de Sevilla, a donde ha acudido sin perder la sonrisa.  

10Sin responder a nada 

A continuación, los reporteros le han preguntado a Irene si Kiko tendría que ir a juicio, algo a lo que no ha querido responder.  

9No quieren seguir con la historia 

 

Irene solo ha vuelto a abrir la boca cuando le han preguntado si no habla precisamente para no seguir dándoles juego a Las Mellis. “Puede ser”, ha sido su escueta respuesta. 

8Una cantidad muy alta 

Kiko Rivera les reclama nada menos que 150.000 euros por vulnerar su derecho al honor. 

7Varias horas en el lugar 

En total, Irene Rosales ha estado dos horas dentro de los juzgados. Si bien la vista comenzaba a las 11 de la mañana, ha acudido un poco antes. 

6Es un caso muy peculiar 

El hecho de que no haya pruebas hacen que este caso sea peculiar y un tanto complicado. Aun así, ha estado una hora testificando.  

5Puede convertirse en un problema 

Según han explicado en ‘El programa de Ana Rosa’, si Kiko Rivera perdiera el juicio se tendría que hacer cargo de las costas, lo que supondría un nuevo problema económico. 

4Un pacto que no llegó a ser 

El citado programa ha contado también que la defensa de Rivera se habría puesto en contacto con la parte contraria para llegar a un acuerdo que no han aceptado. 

3Lo que quería 

Al parecer, para llegar a un acuerdo, Las Mellis tendrían que haber asumido el coste de las costas y retirar la demanda, algo que su abogado les ha recomendado no hacer.  

2Disculpas en público 

Por otro lado, también quería que le pidieran perdón por lo que dijeron. 

1Un testigo curioso 

Eso es lo que pensaban los colaboradores de ‘El programa de Ana Rosa’ sobre el hecho de que Irene Rosales sea testigo de su marido. “¿Qué va a saber Irene si en caso de haberle sido infiel habría sido la última en enterarse?”, ha dicho Joaquín Prat.