Kiko Rivera se ha llevado uno de los mayores sustos de su vida después de que el pasado viernes, 21 de octubre, sufriera un ictus. Una noticia que conmocionaba a todo el clan Pantoja y que provocaba que se cuestionara si Isabel Pantoja acudiría al Hospital Universitario Virgen de Sevilla a visitarle. Estas horas han sido cruciales para el hijo de la tonadillera, quien ya se encuentra en planta. Tras pasar la primera noche con él, Irene Rosales ha dado el último parte de salud de su marido y explica cómo evoluciona.

Vídeo: Europa Press

A primera hora de este domingo, tras pasar toda la noche con su marido en la habitación del hospital en la que permanece ingresado, Irene Rosales ha explicado que Kiko Rivera evoluciona favorablemente, aunque no hay ningún tipo de novedades. El hijo de Isabel Pantoja está bien y agradecido por todas las muestras de cariño que le han hecho llegar en las últimas horas. De la misma manera, la que fuera colaboradora de televisión también ha querido dejar claro que no tiene intención de informar sobre las visitas que va a recibir próximamente puesto que a ella solo le interesa que su marido mejore y se puedan ir pronto a casa. Tampoco pone fecha al alta hospitalaria. Vea el vídeo para conocer de primera mano las palabras de la sevillana.

De la misma forma, para quitarle hierro al asunto, Irene Rosales ha querido bromear sobre la silla en la que ha permanecido toda la noche. Eso sí, ha insistido en que es lo que le toca puesto que siempre va a estar al lado de su marido. «Amor/odio siento por este sillón que es el que me hace descansar, pero a la misma vez me deja reventada», escribe.

Irene Rosales
Redes sociales

Ahora van a ver la vida de otra manera

Horas después de que el propio Kiko Rivera confirmara que está en planta, Irene Rosales daba un pequeño comunicado a través de sus redes sociales y aprovechaba para compartir la lección que han aprendido tras este importante susto. «Esto nos va a servir para ver la vida de otra manera», aseguraba. «Ha sido un gran susto, pero tengo un marido que es fuerte. Saber que la vida es YA, y hay que saber saborearla de una bonita manera», insistía. Durante las últimas horas, Irene Rosales no se ha separado de su marido y ha atendido a toda la prensa que estaba a las puertas del Hospital. Faltará por ver si en las próximas horas el DJ recibe la visita de su madre y de su hermana. Aunque los médicos han recomendado que es mejor que no suceda para que el joven no se altere y evite vivir sobresaltos.

¿Cómo se llaman las hijas de Irene Rosales?

Ana y Carlota.