Irene Rosales lo está pasando especialmente mal desde que ha sido víctima de acoso y amenazas en las redes sociales. Aunque no es la primera vez que se convierte en diana de las críticas y los insultos más crueles por parte de algunos de sus seguidores, lo cierto es que el último incidente ha llegado a un extremo tal, que incluso se ha visto obligada a presentar una denuncia en la policía, con la que trata de protegerse ella y a su familia de que las amenazas que reciben lleguen a cobrar forma.

1El mensaje amenazador a Irene Rosales

Irene, ¿qué se siente teniendo que comerle la p*** a ese mongel? ¿por dinero? ¿no podías trabajar? Y encima cornuda… qué palo te vamos a meter”, rezaba el duro mensaje que recibió Irene Rosales en su perfil de Instagram. Un mensaje en el que recibe, además de insultos, una amenaza clara a modo de despedida.

2La reacción de Irene Rosales

Aunque Irene Rosales ya se ha acostumbrado a que no todos sus seguidores hablen bien de ella, lo cierto es que este mensaje ha traspasado la línea. Por ello, el primer paso que la mujer de Kiko Rivera decidió dar fue publicar en sus stories de Instagram un pantallazo de la conversación, dejando claro que este tipo de comportamientos le provoca “asco”.

3Denuncia el caso a la policía

Ante el miedo de que la amenaza pudiese llegarse a materializar, Irene Rosales no dudó en personarse en una comisaría para poner el asunto en manos de la policía. Una investigación llegará directamente al acosador que se ha entretenido dejándole mensajes amenazantes a la joven y determinar hasta qué punto puede llegar a ser peligroso o. simplemente, un bromista.

4Irene Rosales recibe un nuevo mensaje

Este domingo, Irene Rosales volvía a tener noticias de la persona que se esconde detrás del anonimato de las redes sociales para insultarla y amenazarla. Lo hacía durante su intervención en ‘Viva la Vida’, programa en el que colabora, donde recibió un correo electrónico: “He recibido otro mail supuestamente del padre de la persona que me mandó el mail. Me dice que su hijo está viendo la tele, que está llorando, que lo está pasando mal, que está enfermo y que se arrepiente”, reconocía.

5No cambia su idea de llegar hasta el final

Aunque este nuevo mensaje trataba de buscar la compasión de Irene Rosales a la hora de emprender acciones legales contra su acosador, ella está decidida en llegar hasta el final: “Cuando lo leí me entró miedo. La Guardia Civil me dijo que hacía muy bien en denunciar este tipo de casos, porque soy un personaje público. Me preguntaron que si había alguien que pudiera hacerme algo y dije que no. No tengo a nadie que me quiera pegar una paliza…”.

6La denuncia ya está puesta

Irene Rosales ya ha informado de que ha puesto en manos de sus abogados el asunto y que ha presentado una denuncia en la policía por amenazas. El cierre del mensaje de su ‘enemigo’ es claro: “qué palo te vamos a meter”. Por ello, deja en manos de la justicia que investiguen quién se esconde detrás de este feo mensaje y determinen en qué medida debe subsanar el daño que ha causado.

7No es la primera vez

Hace tan solo unos meses, Irene Rosales tuvo que repetir la estrategia de publicar algunos comentarios que sus seguidores le hacían llegar. En esta ocasión, muchos opinaban sobre su aumento de peso, llegando incluso a afirmar que estaba de nuevo embarazada. Un comentario de mal gusto hacia cualquier mujer, pero que ella tiene que soportar casi a diario.

8Duros ataques por el físico de su marido

Muchos de los ataques que recibe Irene Rosales y que ella ha compartido con sus seguidores se centran también en el físico de su marido. Kiko Rivera no es modelo, ni quiere serlo, pero aun así hay quien juzga su físico como si lo fuese, criticando de paso a su mujer por haberse enamorado de él. Personas que no tienen dudas en utilizar su vocabulario más dañino para hacer llegar lo que, al final de cuentas, es tan solo una opinión.