Paquirri acudió al notario horas antes de casarse con Isabel Pantoja. Su notario le había aconsejado dejar todo bien repartido antes de su boda con la cantante.


Si hay una cuestión que ha generado y aún genera debate 36 años después de la muerte de Francisco Rivera Paquirri es la relación de sus bienes. ¿Qué tenía el torero cuando murió? Todavía se preguntan muchos. SEMANA ha tenido acceso a la lista completa de bienes, a los objetos y pertenencias que el diestro portaba horas antes de fallecer en Pozoblanco y que años después han sido objeto de disputa entre Isabel Pantoja y los dos hijos mayores de Paquirri, Francisco y Cayetano.

La apertura de una caja fuerte, el misterioso robo en Cantora… Versiones muchas, certezas, la que el documento que prueba qué tenía Paquirri cuando murió y que ahora SEMANA narra en exclusiva de manera literal. Sobre los bienes y fortunas del torero fuera de España, poco que señalar. Lo que no recogiese el listado de bienes, no se podía valorar ni repartir.

SEMANA detalla todo lo que el torero dejó antes de morir

© SEMANA.

Bienes inmuebles

“Tras el reparto de la herencia de Paquirri, efectuado el pasado jueves 24 de septiembre de 1987, se ha calculado que el montante total de sus bienes estaba valorado en 1.100 millones de pesetas. Entre las fincas rústicas que tenía el torero están La Parra, en Medina Sidonia (Cádiz), de 16 hectáreas y comprada en 1969, el piso de República Argentina de Sevilla (donde vivió Carmina Ordóñez con sus hijos Fran y Cayetano incluso después del divorcio), la casa familiar de Barbate (que compró su padre Antonio Rivera y que generó más de un desencuentro entre los herederos), la finca La Garza (Medina Sidonia), de 37 hectáreas y comprada en 1975; El Robledo (Constantina), de 216 hectáreas y escriturada en 1979; El Garlochí (Constantina), de 168 hectáreas y comprada en 1982; la finca Casa Doña Inés, de 27 hectáreas y ubicada en Cádiz, y Cantora, la finca de Medina Sidonia que compró en 1983 y que Paquirri fue ampliando hasta llegar a las 400 hectáreas y que contaba con gimnasio, sauna, bodega, trastero, piscina, caballerizas, garajes, oficinas, gallinero y perreras.

Entre las propiedades, la dehesa Garlochi, donde Pantoja y Paquirri aparecen en la imagen

© SEMANA.

Además, en esta finca había una plaza de tienta de 26 metros de diámetro, cuatro tractores, máquinas de arado, una empacadora, un camión, dos coches furgonetas, un turismo Volvo 245 GL, tres lanchas fueraborda, 389 cabezas de ganado vacuno y 21 de ganado caballar.

Además, en alquiler -por 7 millones de pesetas al año- tenía una finca más, Los Rosales, formada a su vez por dos terrenos, Sotomayor de San José y Rincón de Villanueva; y una sociedad, Parón S.A., que se vendió seis días antes de la muerte del torero en Pozoblanco.