Están siendo unos días complicados para Íñigo Onieva y Tamara Falcó, quienes cuentan los días para darse el "sí, quiero" en el castillo de El Rincón. A una semana de ese romántico 8 de julio, hemos conocido que ha habido un nuevo revés: han robado a punta de pistola las joyas que la radiante novia iba a lucir. Un fuerte golpe que se une a las últimas polémicas de deslealtades por parte del empresario. Todo esto ha provocado un gran nerviosismo en el futuro marido de la marquesa de Griñón, quien no ha podido evitar perder los papeles ante la prensa.

Vídeo: Europa Press

tamara falco, boris izaguirre

También te interesará

Boris Izaguirre desvela por fin si va o no a la boda de Tamara Falcó e Íñigo Onieva

Este sábado, 1 de julio, Íñigo Onieva salía de su casa para correr y así liberar tensiones. El empresario reaparecía en público tan solo unas horas después de que se haya conocido que han robado a punto de pistola las joyas de su boda con Tamara Falcó. Cansado de todo, el futuro marido de la marquesa de Griñón se ha enzarzado con los reporteros gráficos que se encontraban esperándole a las puertas de su vivienda en el centro de Madrid. "No me sigáis como psicópatas", ha asegurado con cierto nerviosismo. Vea el vídeo para conocer de primera mano la reacción del empresario.