Jaime Peñafiel se ha enfrentado a lo largo de su vida a todos los escollos con optimismo. Este caso no iba a ser menos. El periodista acaba de revelar que posee todos los síntomas de los contagiados por coronavirus, sin embargo, «no tiene miedo». Así se lo ha confesado a la revista SEMANA después de que haya saltado la noticia este jueves en ‘Pronto’. Fue hace cuatro días cuando sintió el malestar y todo sucedió cuando se encontraba en su finca de Toledo. Hasta allí se trasladó para afrontar la cuarentena junto a su mujer, Carmen Alonso, pero él mismo considera que fue un error. «Creo que ha sido una de las personas del servicio la que nos ha contagiado. Mi esposa también lo tiene así que nos hemos venido corriendo a mi residencia de Madrid y aquí ya estamos ella y yo solitos», dice en conversación con este medio.

Jaime Peñafiel: «De momento, no tengo que ingresar»

No obstante, señala que no se ha sometido a ningún test que lo confirme. «Mi médico internista de la clínica de La Luz me está controlando y me ha dicho que todos los síntomas son de este virus. Tengo fiebre, pero de momento estoy bien. Si empeoro o tengo dificultad respiratoria ya me ha dicho que habría que ingresarme», explica el experto en Casa Real. Eso sí, él continúa al pie del cañón y no deja de trabajar en casa, a pesar de que no se encuentra en su mejor momento de salud.

Aunque recalca que es un paciente de alto riesgo. Tiene casi 88 años, aunque sin ninguna patología previa que agrave, por lo que ni él ni su mujer están preocupados. Lo transmite entre carcajadas y demostrando una vez más que su sonrisa siempre será su mejor arma. Pero por encima está agradecido de las muestras de cariño que está recibiendo desde que se conociera este contratiempo en su vida: «muchas gracias por la preocupación. Seguro que me pongo bien pronto». Unas palabras con las que evidencia cuál es, ha sido y será su actitud ante las adversidades que nos ha tocado vivir tras el COVID-19.

Número de víctimas fallecidas

Se muestra fuerte ante esta pandemia que ya se ha cobrado más de 4089 víctimas en nuestro país, cifras alarmantes por las que el gobierno ha establecido el estado de alarma y por las que hay medidas extremas que de no ser cumplidas pueden conllevar grandes sanciones.

También hay que tener en cuenta el número de personas que reciben el alta y llegan a recuperarse. Según los números oficiales que han sido confirmados este jueves en la rueda de prensa, han conseguido vencer al coronavirus 7015 personas por lo que el gobierno se muestra positivo, a pesar de la situación que vive el país.

Otros famosos contagiados

Cada vez son más los nombres de rostros conocidos que, o bien, muestran síntomas leves, o bien, han tenido que ser ingresados tras ser confirmados por coronavirus. Esperanza Aguirre y su marido fueron hospitalizados y posteriormente dados de alta, María Dolores de Cospedal y su esposo, Ignacio López de Hierro, están confinados en su casa tras encontrarse mal y la vicepresidenta del Gobierno, Carmen Calvo, que ya ha abandonado el centro hospitalario. No obstante, no todo el mundo ha corrido la misma suerte. Lucía Bosé fallecía este lunes en un hospital de Segovia a los 89 años, una muerte que dejó desolada a su entorno, al igual que la muerte de Carlos Falcó, quien murió a los 83 años en la Fundación Jiménez Díaz tras un día ingresado y sin la posibilidad de despedirse de ningún ser querido.

No pueden organizar despedidas y en la mayoría de los casos, los enfermos han muerto aislados y sin la compañía de su familia lo que en estos casos ha multiplicado el dolor. Estrictas medidas de seguridad sanitarias que ha impuesto el Ministerio de Sanidad y que forman parte de un procedimiento para «el manejo de cadáveres» con coronavirus. De este modo, nadie puede dar la despedida tradicional que se hacía hasta ahora, ni tampoco reunirse con sus familiares para darle su último adiós. Una circunstancia que aumenta el duelo.