Gloria Camila ha regresado a Montealto 16 años después de la muerte de su madre. El que fue hogar de la cantante, situado en el exclusivo barrio de La Moraleja, es una mansión que se puso a la venta tras su fallecimiento. En su testamento, la chipionera dejó escrito que se vendiera su mansión, ya que no deseaba disputas entre sus herederos. Ahora, su hija menor ha vuelto a entrar en la casa. No lo ha hecho de manera privada: la han acompañado las cámaras del programa en el que trabaja en Telecinco: ‘Ya son las ocho’. De este modo hemos podido conocer su reacción al volver a acceder a la casa en la que pasó los momentos más felices de su infancia. «Me encuentro bastante bien, me voy en paz. Me siento tranquila y a gusto», ha dicho a sus compañeros tras salir del chalet, que está a la venta por 3,4 millones de euros. Asimismo, ha aclarado por qué no ha querido que el espacio grabara imágenes suyas en el interior: «No iba a hacer un show de ir a la casa. Quería hacer algo persona. Estaba super nerviosa, sudando. Cuando entré a la casa tuve unas ganas de llorar… me hice la dura».

Gloria Camila (2)
Telecinco

«La casa está muy dejada, el jardín está horrible y feo. De tener la casa cuidada a verlo así te da muchísima pena», ha confesado. No ha podido evitar sentir congoja al ver el estado de abandono de la casa. De su visita ha destacado que lo más emocionante fue ir al dormitorio de su madre: «Fue en su cuarto, en la habitación de mi madre. En otras habitaciones han hecho obra. Recordaba todo a la perfección, me acordaba de todo. De su cuarto no se ha tocado nada, ni del cuarto de baño, que es todo de mármol».

«Mis padres nos dieron una oportunidad maravillosa»

En su intervención en el programa de Sonsoles Ónega, la joven ha tenido ocasión de responder a las declaraciones de María Teresa Campos. La malagueña ha contado que la adopción de José Fernando y Gloria Camila se produjo por la insistencia y deseos de José Ortega Cano de convertirse en padre. «Mi padre quería ser padre, no se pudo, pero fueron por la vía de la adopción. Y nos dieron una oportunidad maravillosa a mi hermano y a mí. Nosotros somos seis hermanos. Quien conoce a mi madre sabe cómo era ella, quería adoptar a los seis. Pero le dijeron: ‘Rocío, a dónde vas con seis».

Gloria Camila
Instagram

«Ellos iban a por mi hermano, pero mi madre dijo no podemos separarles, porque son los más pequeños. Los dos quisieron ser padres», ha insistido Gloria Camila. Aún no da crédito a las afirmaciones de la veterana periodista: «Que lo diga María Teresa Campos en una revista… lo hace de una forma discriminatoria».