SEMANA conseguía la primera reacción de Gabriela Guillén. La expareja de Bertín Osborne, a tenor de la conversación con esta revista, pareció no ser avisada del lanzamiento del comunicado del artista, en el que reconocía a su hijo en común. "Me estoy enterando por ti". Estas fueron exactamente sus primeras palabras. Un día después y con el tsunami más reposado, la empresaria rompe de nuevo su silencio. 

No está desprevenida, sino que es perfectamente consciente de lo que dice. Por ello, llama poderosamente la atención el zasca que ha lanzado 24 horas después del paso al frente de Bertín Osborne. "No es la vida la que separa a la gente, es la maldad, hipocresía, la traición, el egoísmo y la falta de respeto", ha escrito en su perfil de Instagram, donde suele mandar mensajes velados a parte de su entorno.

Sara Carbonero y su confesión sobre el cáncer que padeció

También te interesará

Sara Carbonero se confiesa cinco años después de superar su cáncer: "Mi hijo me dijo que no parecía yo"

Aunque no ha aclarado si este texto va dirigido a Bertín Osborne, lo cierto es que Gabriela Guillén no parece estar tranquila. Tampoco satisfecha. La paraguaya está molesta y se ha hecho evidente en la Red, donde este miércoles se convirtió en protagonista involuntaria. 

Bertín Osborne: "Asumo mi responsabilidad"

Fue poco después de que Bertín Osborne emitiera un comunicado firmado por él y por Gabriela. En él no solo reconocía que se había equivocado, sino que además asumía todas sus responsabilidades como padre. "No quiero seguir haciéndolo. Gabriela se merece todo mi respeto y desde luego por encima de nosotros está un menor que tiene que crecer en armonía, alejado de cualquier polémica. Es una responsabilidad que asumo", decía. 

Una vez difundido el anuncio de Bertín, eran varios los datos de este pacto los que veían la luz. Desde las fechas en la que se realizaron las pruebas de ADN padre e hijo, al acuerdo económico al que habrían llegado ambas partes. Según explicaba Leticia Requejo en 'TardeAR' Gabriela y Bertín se citaron el pasado 11 de junio en Madrid, encuentro en el que, por cierto, no hubo ni rastro del bebé, fruto de su relación con Gabriela Guillén. 

Kate Middleton

También te interesará

Nuevo giro en la salud de Kate Middleton según la experta en Casa Real, Katie Nicholl

Tras el comunicado conjunto en el que el presentador ha asumido la paternidad de su séptimo hijo, todas las miradas se centran en Bertín y Gabriela. Y es que los últimos seis meses han estado plagados de dimes, diretes e incluso más de una metedura de pata. 

¿Han firmado realmente la paz Bertín Osborne y su ex, Gabriela Guillén?

Nos remontamos al pasado 31 de diciembre de 2023 para recordar la fecha en la que Gabriela dio a luz a su pequeño, un bebé que, a fecha de hoy, todavía no conocería el artista. Meses después parece que han firmado la paz, dejando así atrás el revuelo generado tras descubrirse que Bertín iba a ser padre a los 69 años. También las declaraciones en las que él se negó a ser padre y a ejercer como tal. 

Ante esta negativa Gabriela Guillén inscribió a su hijo con sus apellidos. Debido a la tensa relación optó por no incluir el de Osborne, pero ¿cambiará esto pronto? Solo el tiempo lo dirá. Si bien ella jamás ha tenido dudas acerca de quién era el padre, no ha sido hasta ahora cuando Bertín ha reconocido al pequeño a nivel oficial. 

Una de las últimas en pronunciarse ha sido Fabiola Martínez, exmujer de Bertín Osborne y madre de dos de sus hijos. A pesar de que en un principio se mostraba mucho más cauta, finalmente daba su opinión. Una posición muy llamativa y que todo el mundo ha entendido como un zasca a su ex. "Nunca es tarde para hacer las cosas bien", espetaba frente a las cámaras. 

¿Dónde vive Gabriela Guillén?

Mientras se arroja más luz sobre esta historia, Gabriela sigue centrada en su trabajo, en su casa y en su hijo, su pilar más importante por encima de todo. Lo hace en su casa, un humilde piso en el que cría al hijo que tiene con Bertín Osborne. Ubicada a tan solo 15 minutos del conocido parque del Retiro, en Madrid, actualmente reside de alquiler. 

Se trata de una vivienda que está muy cercana a su negocio, lo que le permite vivir con comodidad en la capital. En el mismo barrio posee un centro estético, en el que ejerce de directora y donde, además, atendió a la revista SEMANA nada más salir a la luz el comunicado de Bertín Osborne. 

Según ha podido estudiar SEMANA en el mercado inmobiliario, la mayoría de los pisos de la zona tienen una media de 85 metros cuadrados, espacio suficiente para Gabriela y su pequeño.