La actriz y presentadora ha encontrado en las redes una vía de escape donde expresa sus sentimientos en estos difíciles momentos.


Los últimos meses Ana Obregón ha recordado con fidelidad la fecha en la que murió su único hijo, Álex Lequio. El joven nos dejaba el pasado 13 de mayo tras dos años de lucha contra el cáncer. Esta vez, la actriz y presentadora ha compartido una preciosa sesión de fotos que pertenece a la infancia de su hijo y donde les vemos deshaciéndose en besos y abrazos. Ha acompañado la publicación de un sobrecogedor mensaje.

Instagram

«Nueve meses en mi tripita. Nueve meses en mi alma porque mi corazón dejó de latir y se fue con el tuyo. Para siempre…». Como hashtag ha utilizado los siguientes: #9mesessinti #alessforever. Tanto ella como Alessandro Lequio acostumbran a utilizar sus respectivos perfiles en redes sociales para rendir tributo a su hijo. El colaborador lo hace rescatando bonitas imágenes de Álex que acompaña de mensajes breves.

Instagram

Por contra, Ana Obregón ha encontrado en las redes una vía de escape donde expresa sus sentimientos en estos difíciles momentos. «Escribo para intentar transformar el dolor en palabras, pero cuando el dolor es devastador es indecible. No hay palabras», señalaba cuando se cumplían ocho meses de la muerte. Y se preguntaba: «¿Cómo se llama a los padres que han perdido un hijo? Solo encontré una en sánscrito: VILOMAH (en contra del orden natural). Ojalá hubiera una palabra para recordarles. Una palabra que refleje que detrás del dolor más terrible que se puede vivir existió el amor más indescriptible que una persona pueda experimentar. Ojalá llegue el día en que pueda recordarte en paz», añadía.

El legado de Álex

Estos últimos meses, Ana Obregón se ha refugiado en la lectura y en la meditación. Regresó a la televisión para despedir el fatídico año de la pandemia en el que perdió a su hijo y lo hizo conectando con la audiencia gracias a su mensaje repleto de esperanza. También está volcada en la fundación que llevará el nombre de Álex Lequio. «Lo que sí tengo es voz para seguir con el legado de mi hijo en la lucha contra el cáncer con su fundación y apoyando a todas las asociaciones que luchan en España por la misma causa. Como decía mi niño: Animo Luchadores!! «, comentaba con motivo del Día Mundial contra el Cáncer.

© Redes sociales.

Ese día también subrayó que el cáncer es la «enfermedad silenciosa» y denunciaba públicamente que en los presupuestos generales del Estado se destine «prácticamente CERO» a su lucha. «Por eso la Medallita que se ha colgado el gobierno por aprobar los presupuestos generales del Estado con una mínima partida para investigación del cáncer se la colgaría en las tumbas de los que han muerto y morirán de cáncer este año en España. Yo digo lo que pienso, no tengo nada que perder porque ya lo perdí todo», sentenciaba.