El cantante ha respondido al último post de la presentadora, quien ha admitido echar de menos ir a un concierto en sus redes.


Sara Carbonero ha confesado en Instagram cuánto echa de menos los conciertos. Un privilegio que la pandemia del coronavirus nos ha arrebatado y que, después de tres meses de confinamiento, la presentadora y empresaria ha recordado en sus redes sociales.

«Volverán los abrazos cuando suena nuestra canción preferida»

A través de un sugerente mensaje, la mujer de Iker Casillas ha evocado un concierto de Alejandro Sanz, uno de sus cantantes favoritos. Volverán los conciertos en el Wizink Center, las cañas de antes en “El Gran Barril”, los abrazos cuando suena nuestra canción preferida, los saltos descompasados con los amigos, la emoción sin contener».

«Volverá el sentir que con cada estrofa que cantamos desafinando se nos va un poquito de vida, el adivinar qué canción es la que suena con los primeros acordes de un piano o una guitarra, las ganas de que no se acabe nunca, los mecheros en el aire», añade Sara en su post, donde ha subido dos fotografías de su visita a un show del artista madrileño.

«Volverá la música»

En su publicación, la presentadora continúa: «Volverá la piel erizada por ese himno de adolescencia, las ovaciones y los bises. Las manos entrelazadas. El recuerdo de esa persona que te gustaría que estuviera ahí sintiendo la magia que es imposible transmitir a través de los vídeos del móvil. El inevitable pellizco en el pecho.

«Volverán las voces en directo, la comunión entre el artista y su público, las promesas en forma de canción, la medicina para el alma, el idioma universal. Volverá la música y nos sentiremos en deuda por todas las veces que nos ha salvado. Y será mucho mejor todavía», concluye su post. Alejandro Sanz, que es amigo de Sara, no ha tardado en responder a su bonito mensaje «Volverán. Volveremos», le he respondido a través de Instagram.

La nueva imagen de la presentadora

El pasado 26 de mayo, Sara mostraba su nuevo aspecto en las redes sociales. En ellas pudimos ver que afronta de cara la lucha contra el cáncer que le diagnosticaron hace un año y que no teme lucir el actual aspecto de su pelo tras estos intensos meses batallando contra la enfermedad. Su post era aplaudido de inmediato por sus amigos y seres queridos. «Yy no hay luz más bonita que la tuya! Love you siempre, comadre ❤️ «, le respondía su amiga  Isabel Jiménez. La actriz Paula Echevarría también quiso compartir unas palabras: «Pero qué guapa estás jodía! ?❤️ «, señalaba. Otros rostros conocidos como Blanca Suárez, EdurneNuria Roca o Beatriz Luengo también se sumaban a los ‘likes’ y mensajes de ánimo.

El año más difícil de Sara Carbonero

Días después de mostrarse por primera vez con el pelo corto, Sara subía otra imagen en la que luce un pañuelo en la cabeza, normalizando así su situación. Desde que comenzó su tratamiento Sara Carbonero ha permanecido alejada de su trabajo en televisión. Únicamente se ha dejado ver a través de sus redes sociales. Una plataforma que utiliza con mucha frecuencia para dejar constancia de sus numerosas reflexiones.

Hace exactamente un año la joven anunciaba que padecía un cáncer de ovario. «Hace unos días en una revisión, los médicos me vieron un tumor maligno de ovario y ya he sido operada. Todo ha salido muy bien, afortunadamente lo hemos pillado muy a tiempo pero todavía me quedan unos meses de lucha mientras sigo el tratamiento correspondiente», decía en mayo de 2019. Poco después aseguraba estar tranquila ante el complicado periodo al que le tocaba enfrentarse. «Estoy tranquila y con la confianza de que todo va a salir bien. Sé que el camino será duro pero también que tendrá un final feliz», subrayaba. «Cuento con el apoyo de mi familia y amigos y con un gran equipo médico. Aprovecho para pedir desde aquí a mis compañeros periodistas el respeto y la comprensión con los que siempre me habéis tratado, especialmente en estos momentos tan difíciles y delicados para mí y mi familia». El mismo mes en que fue operada para extirparle el tumor, su marido sufría un infarto de miocardio, tras el cual se vio obligado a retirarse de su carrera deportiva. Un doble revés que la pareja ha afrontado con optimismo, y más unidos que nunca.