Confinado en su mansión de Mallorca, el tenista ha revelado su faceta como repostero y ha confesado estar hasta arriba de trabajo en casa.


A Rafa Nadal, como a otros muchos españoles confinados en sus casas a causa de la crisis del coronavirus, este periodo se le está haciendo muy cuesta arriba. El tenista, que en este mes de aislamiento se muestra muy activo en sus redes sociales, ha confesado qué es lo que peor lleva de esta metido dentro de casa.

El deportista y su mujer, Xisca Perelló están guardando la cuarentena en su casa de Mallorca. Se trata una exclusiva residencia que el tenista compró en el año 2013 por 4 millones de euros. Está ubicada en Portocristo, en el municipio de Manacor, la segunda ciudad más grande de Mallorca. En ella, la pareja tiene todas las comodidades que cualquiera podría desear: un terreno de 7.000 metros cuadrados al borde del mar Mediterráneo, una enorme piscina, una cocina de vanguardia, gimnasio privado, mobiliario de lujo… Sin embargo, ahora que se ve obligado a ser «amo de casa» no da abasto con tantas tareas domésticas. ¡Se le acumula el trabajo!

«Estoy desbordado con el trabajo en casa»

El número uno de la raqueta en su cuenta de Instagram ha explicado: «Estoy desbordado con el trabajo en casa … ?». Muy sincero y con mucho sentido del humor, ha explicado que preferiría estar sudando la camiseta en una pista de tenis que encerrado en casa. «Más fácil sería estar en el torneo de Monte Carlo (que tocaba esta semana) entrenando 3 horas de tenis ? ??? Pero por ahora es lo que toca y con buena cara! ? Después pongo una foto del resultado… ¡¡Y lo dicho, a animarse!!

Ataviado con la misma ropa deportiva que luce en recintos deportivos, Nadal explica cómo se dedica a la cocina. «Estoy desbordado haciendo aquí un bizcocho. A mi madre en teoría la tenía de pinche pero me ha abandonado. Podrá decir que no me ha salido muy bien luego pero yo estoy muy ilusionado con mi bizcocho».

El deportista muestra orgulloso su bizcocho

A pesar de que su madre le falló a la hora de preparar la receta, el resultado fue bastante mejor de lo esperado. Nadal ha compartido con sus más de 9 millones de seguidores lo estupendo que le quedó su bizcocho.

Así entrena Nadal en casa

Aunque las próximas citas del tenis se han visto canceladas, el número 2 del tenis mundial debe seguir entrenando con el mismo grado de exigencia que si se enfrentara en un torneo de prestigio. Así, dedica varias horas al día a mantenerse en forma. Por suerte, en casa tiene una sala de musculación equipada con maquinaria de última generación que le permiten prepararse físicamente al máximo nivel.

Bill Gates avisó a Nadal de la pandemia

Recientemente, Toni Nadal, tío y extrenador de Rafa, ha hablado en una entrevista en Onda Cero sobre la cancelación del torneo de Wimbledon. El Grand Slam londinense debía comenzar el próximo 29 de junio, pero ante la pandemia los organizadores del torneo han aprobado una suspensión histórica, que únicamente se había producido durante las dos Guerras Mundiales, entre 1915 y 1919 y posteriormente entre 1940 y 1945.

En sus declaraciones, Toni Nadal sorprendía al revelar que Bill Gates, cofundador de Microsoft, advirtió a su sobrino de lo que podía suceder con el coronavirus. «Mi sobrino cuando estuvo en febrero jugando en Sudáfrica habló con Bill Gates y le dijo que lo que estaba pasando en China se iba a complicar». 

Hasta el momento, el circuito ATP de tenis había suspendido todos los torneos de la temporada de tierra batida, que acaban a principios de junio. Antes, la Federación Francesa de Tenis había decidido de manera unilateral el aplazamiento del Roland Garros al próximo mes de septiembre.

Seis meses casados

Rafa y Xisca Perelló cumplirán seis meses de casados el próximo 21 de abril. La pareja se dio el ‘sí, quiero’ en una ceremonia religiosa celebrada en la finca Sa Fortalesa en octubre de 2019. Llevaban 14 años siendo novios, así que la suya fue una de las bodas más esperadas del año. La pareja, que siempre se ha mostrado discreta, procuró que su boda quedara al margen de miradas indiscretas, para lo cual exigieron a sus invitados y al personal que trabajó en el convite que no utilizaran teléfono móvil.

El deportista ha confesado sentirse a gusto en su isla natal, donde vive junto a su mujer. «La vida normal me hace feliz. No soy solo Rafa Nadal, el tenista. Me convierto en Rafa Nadal el ser humano, otra vez», confesaba en una entrevista a la cadena estadounidense CBS.