«Lo único que tengo que hacer es estar en mi casa una semana cogiendo fuerza y otra vez a la batalla que una es guerrera», ha afirmado tras tener que suspender su última función.


Lolita Flores se ha visto obligada a suspender la función que tenía prevista en Águilas, Murcia. Poco antes de salir al escenario para representar la obra ‘La fuerza del cariño’ se empezó a sentir mal y tuvo que ser trasladada al hospital de Lorca. Ha sido ella misma quien ha aclarado vía redes sociales cómo se encuentra y ha contado que sufrió este susto provocado por el estrés.

Instagram

Se ha mostrado muy agradecida con todos aquellos que se han preocupado por su estado de salud. «Estoy bien, gracias a Dios», comenzaba diciendo a través de un vídeo. «Estas cosas les pasa a los artistas cuando no paramos. Cuando vamos de un lado para otro y hay mucho trabajo, gracias a Dios. Hay mucho que pagar también».

Ha reconocido que este susto se debe al ritmo que ha llevado en las últimas semanas: «Los viajes revientan y una no tiene 20 años, sobre todo después de un confinamiento. Hay que volver a coger fuerzas». Ha reconocido que no le gusta suspender funciones, pero que su «corazoncito latía de otra manera» antes de la obra y se vio obligada a acudir al hospital.

«Vais a tener Lolita para rato»

Concluía este vídeo dando las gracias a todo el personal sanitario que le atendió en el hospital de Lorca, también tuvo un guiño muy especial con sus compañeros, algunos de los cuales no se separaron de ella ni un momento y estuvieron muy pendiente de todo lo que acontecía. Finalmente todo está bien, algo que confirmaba con las siguientes palabras: «Vais a tener Lolita para rato. Simplemente son muchos viajes, muchas horas de tren, de coche y una ya no está para estos trotes. Lo único que tengo que hacer es estar en mi casa una semana cogiendo fuerza y otra vez a la batalla que una es guerrera».

Gtres

Lolita no pudo ponerse delante de su público en Águilas porque se sintió mal, pero fue ella misma quien salió al escenario para compartir con el público que la función se suspendía. Poco después, una ambulancia la trasladó al hospital de Lorca donde fue sometida a diversas pruebas, entre ellas, un electro. Todo marcha de forma adecuada como ella misma ha señalado en el vídeo que ha compartido con sus seguidores. Ahora toca unos días de reposo y descanso en su hogar.

La actriz compartió recientemente cómo estaba siendo la intensa gira teatral que la estaba llevando a distintos puntos de la geografía. «Desde las 9 de la mañana despiertos viajando desde Miranda de Ebro hasta Águilas para hacer la ‘La fuerza del cariño’, 12 horas de viaje, dos trenes y un coche pero al final hoy compensa». Un no parar que, finalmente, ha provocado este susto.