Lucía Rivera se ha cansado de que le pregunten por su ex, Marc Márquez, por lo que ha roto su silencio muy cabreada y dolida para zanjar con el tema. La modelo asegura que su familia también está sufriendo con esta cuestión y pide respeto, porque al final de todo tan solo tiene 21 años


La cuarentena se puede traducir en cientos de horas muertas. Momentos de esparcimiento en el que el aburrimiento campa a sus anchas. Es por eso que todos estemos aprovechando estos días para sacar tiempo para nuestros hobbies, pero también para dar vueltas a la cabeza a esas cosas que, por el frenesí de la rutina, nunca podemos analizar. Un momento de introspección en el que se ha sumido también Lucia Rivera, quien está viviendo estos días de confinamiento por el coronavirus tratando de superar el fracaso de su relación con Marc Márquez.

No obstante, si ella rumia el porqué del fin de su historia de amor, sus seguidores no lo saben, porque la joven modelo ha optado por establecer la ley del silencio y no hablar sobre lo que atañe a la faceta más íntima de su vida. Sin embargo, tanto celo por callar ha provocado que finalmente estalle y hable, quizá, más de lo que hubiese deseado. La hija de Blanca Romero y Cayetano Rivera se ha cansado de que sus seguidores de Instagram estén constantemente escribiéndole mensajes preguntándole sobre Marc Márquez, los motivos de su ruptura y más cuestiones sobre su relación que ella no quiere recordar o compartir con el resto. Incluso en sus directos en Instagram, sea cual sea el cometido de estos, siempre el nombre del piloto sale a relucir, haciendo que la modelo vea sus nervios crispados.

Lucía Rivera termina por estallar contra sus fans

La idea de hacer un directo en Instagram es que el personaje conocido tenga una oportunidad de oro para acercarse a sus seguidores, darse a conocer más profundamente y compartir un rato divertidos juntos. Sin embargo, si esta era la pretensión de Lucía Rivera, su empresa ha sido todo un fracaso, porque terminó por cargar contra algunos de sus seguidores en su último directo, provocando el enfado de muchos de ellos: “No sé cómo decirlo para que no parezca que estoy montando un drama. Siempre os muestro la parte sonriente, pero no todos mis días son así. Estoy intentando no pensar en ello para estar bien y ser positiva, pero hay comentarios que me duele que me digan”, comienza a reprochar Lucía Rivera a aquellos seguidores que no cesan de tratar de sonsacarle cosas sobre Marc Márquez.

Lo que terminó por crispar los nervios de Lucía Rivera fue el hecho de que hubiese quien comenzase a hablar sobre la posibilidad de que su exnovio haya rehecho su vida con otra chica. Este fogonazo que supuso esa imagen en su mente le hizo estallar y comenzar a quejarse de la actitud de algunos de sus fans: “Me da bastante igual, pero supongo y espero que no sea verdad. Ya puede hacer lo que le dé la gana”. Ella no quiere saber si Marc Márquez ha encontrado o no sustituta para ella o al menos no es un tema que desee tratar con personas que no conoce y que, como en ese caso, le han provocado daño, por ello ha tratado de pedir respeto y solidaridad, recordando que tiene tan solo 21 años.

Estoy en mi derecho de rehacer mi vida y que me dejen en paz. Ver el nombre ya treinta veces en mi directo fastidia no solo a mí, sino a mucha más gente. La gente no se da cuenta de que no estoy solamente yo en la vida, que también tengo una familia. Tengo una madre, tengo unos abuelos y amigas. Tengo gente que me quiere y que le duele mucho ver ciertos comentarios y estupideces que tenemos que leer. Cuando yo siempre estoy aguantando el tiro y contesto porque me duele. Llega un momento que duelen las cosas. Que no se os olvide que no dejo de ser una chica de 21 años. Basta ya”, reclama Lucía Rivera dolida por cómo no puede pasar página tras romper con Marc Márquez, porque cuando trata de evadirse de sus pensamientos sus fans hacen que vuelva a reenfocar su atención.

La cuarentena termina por separarles aún más

Lucía Rivera y Marc Márquez rompieron su relación días antes de que el Gobierno de Pedro Sánchez decretase el estado de alarma en España ante la crisis sanitaria que sufría a consecuencia del avance del coronavirus. Fue el pasado día 10 del presente mes cuando se conoció que la modelo y el piloto habían decidido tomar caminos por separado y romper su relación de más de un año y medio.

Sin embargo, si hubiese una oportunidad para la reconciliación, quizá la cuarentena ha jugado en su contra y es que la obligatoriedad a permanecer separados en sus respectivas casas, puede suponer la construcción de un muro cada vez más alto y difícil de saltar. Al menos una cosa está clara, son muchos los fans de Lucía Rivera que verían con muy buenos ojos que volviese a los brazos del piloto.