El periodista, de 88 años, ha relatado en ‘Sálvame’ que creyó estar al borde de la muerte cuando enfermó por coronavirus.


Jaime Peñafiel ha revivido en ‘Sálvame’ cómo vivió los días más difíciles de los últimos años, cuando padeció coronavirus. El periodista se ha sentado en el plató del programa para comentar las últimas novedades sobre el rey don Juan Carlos, que está siendo investigado por la Fiscalía del Supremo por cobrar supuestamente comisiones millonarias por las obras del AVE a La Meca.

Peñafiel contraía el virus – declarado pandemia global por la Organización Mundial de la salud el pasado 11 de marzo- hace tres meses. Entonces, explicaba a SEMANA que él y sy mujer empezaron a sentir los primeros síntomas de su enfermedad en su casa de Toledo: «Creo que ha sido una de las personas del servicio la que nos ha contagiado. Mi esposa también lo tiene así que nos hemos venido corriendo a mi residencia de Madrid y aquí ya estamos ella y yo solitos». Entonces hablaba del coronavirus con tranquilidad: «Mi médico internista de la clínica de La Luz me está controlando y me ha dicho que todos los síntomas son de este virus. Tengo fiebre, pero de momento estoy bien. Si empeoro o tengo dificultad respiratoria ya me ha dicho que habría que ingresarme».

«Me acordaba de mi hija, pensaba que la iba a ver»

Pero lo cierto es que, a sus 88 años, la vida del periodista estaba en peligro tras haberse contagiado. En su visita al espacio de Telecinco, Peñafiel ha revelado que lo pasó verdaderamente mal tras contagiarse por Covid-19. «Es terrible. Es algo que no puedo olvidarlo. Se va tu vida como se va el día», confesaba. «Sentí que me moría. Sabía que me moría, pero no tenía miedo. Esos días pensaba que ya había hecho todo en la vida. Me daba pena de mi mujer, Carmen, que se quedaba sola. Me acordaba de mi hija, pensaba que la iba a ver». También tuvo tiempo se recordar a «algún amigo muy querido mío».

Durante el tiempo que estuvo enfermo, Peñafiel pensó que había llegado su final. «Le dije a mi mujer que me dejara morir en paz». «¿Viste alguna luz al final del túnel?», le ha preguntado Jorge Javier Vázquez. «No vi ninguna luz. El día que se va me voy yo con el día», respondía. Ahora que está completamente recuperado siente «muchas ganas de vivir, que es lo más importante. Amas la vida. Debo de estar muy fuerte cuando he salido de ésta».

Aún no ha recuperado el sentido del gusto y del olfato

Con sentido del humor, el comentarista bromeaba con la salud de la Reina Isabel de Inglaterra, que «con 90 años sigue montando a caballo». Es casi la misma edad que tiene él, que cumplirá 88 el próximo 13 de junio. Peñafiel ha señalado que aún tiene secuelas de la enfermedad: no ha recuperado aún el sentido del gusto y del olfato.

Sus comentarios sobre la situación de don Juan Carlos: «Van a por él»

REY JUAN CARLOS

Tras relatar sus ocho días entre la vida y la muerte por el coronavirus, Peñafiel ha aborado la delicada situación del rey don Juan Carlos. «¿Al rey qué le dirías?», le preguntaba el presentador. «Me da mucha pena. El otro día alguien dijo: ‘Me alegro mucho’. A mí esto no me alegra porque no afecta al rey, afecta a la institución. Van a por él. Este gobierno va a por él totalmente», apuntaba.

El tertuliano cree que «la prensa española hemos sido muy cómplice» con el emérito. Considera que los medios han hecho la vista gorda a muchos de sus posibles excesos, pero nunca imaginó que pudiera llegar al punto de ser investigado por la Fiscalía del Supremo por cobrar supuestas comisiones en la construcción del AVE a La Meca. «Hay gente que no se resiste (a las comisiones). Juan Carlos se acostumbró desde 1973 con la crisis del petróleo. Franco le encargó que hiciera una gestión en Oriente Medio para que a España no le faltara petróleo. A cambio de aquella gestión tan magnífica le permitió que cobrara unos céntimos por cada barril de petróleo y ese es el origen de su fortuna», decía. «La razón de ser de la monarquía es que sean ejemplares… Pero nadie puede olvidar que la transición quien la explotó fue el rey Juan Carlos. Ha hecho muchos servicios a este país. No nos podemos olvidar tampoco de los favores que ha hecho el rey Juan Carlos a otros».