Gtres

Isabel Pantoja rompe su silencio ante el coronavirus: "Estoy muy asustada"

Después de tres semanas de confinamiento en Cantora, Isabel Pantoja ha revelado cómo está viviendo la cuarentena en su finca. Allí permanece, desde el pasado 7 de marzo, junto a su madre, doña Ana, muy enferma.

Jorge Javier Vázquez ha llamado por teléfono a la tonadillera en 'Sálvame'. "Que estoy en directo, que no te asustes", le advertía. "¿Cómo estás?". La cantante, con la voz apagada, respondía. "Como todo el mundo, en casa. Y, nada, esperando a que pase esta pesadilla y muy triste porque esto no es lógico, no es normal. Tanta gente fallecida, tanta gente contagiada. Estoy muy asustada".

"Mis hijos están cada uno en sus casas, cada uno en un sitio", ha aclarado. Ella está "súper preocupada porque esto cada día va a más y solo deseo que este acabe este mal sueño. Deseo que no haya más muertes porque esto es horroroso", añadía.

"¿No flipas con estas noticias?", le preguntaba el presentador. "Nunca en mi vida. Llevo aquí desde el día 7 de marzo y ya me vine a casa de trabajar a mediodía. Estoy en casa, como siempre. No es que esté aquí encerrada, ni mucho menos. Pero no por otras cosas. He sido toda mi vida igual", ha explicado la artista. Es cierto que es una mujer hogareña, y que Cantora siempre ha sido su refugio. Sobre todo ahora que debe proteger a su madre, de 88 años, de un posible contagio ante la pandemia global.

"Lo estoy pasando muy mal, no tengo ganas de nada"

Isabel Pantoja

A Isabel Pantoja ver que el país se encuentra en Estado de Alarma le produce un vértigo y un profundo temor que no ha ocultado en su entrevista en Telecinco. "Con esto me cuesta mucho más trabajo todo. Te sientes impotente no puedes ver a tus seres queridos, solamente por teléfono. No ves sus caras, no los puedes ver, no los puedes abrazar".

La andaluza ha dicho que ha perdido a seres querido por culpa del coronavirus. "Siento no poder dar el pésame a gente que se han ido ya, solamente por teléfono. Lo estoy pasando muy mal, no tengo ganas de nada. Le pido a Dios a diario que todo esto pase".

La madre de Kiko Rivera ha querido agradecer públicamente a los profesionales que trabajan a diario para frenar el avance de la enfermedad en nuestro país. "Sé que los sanitarios están haciendo algo impresionante. Los bomberos, la sanidad. Solo deseo que todo el mundo esté bien, que mantengamos la calma. Ya vendrán días mejores".

Aunque le cuesta mantener el ánimo, como persona creyente espera que salgamos adelante de esta crisis que está afectando al planeta entero. "Tengo fe en que se acabe pronto. En algún momento nos dirán: algún día podréis salir de casa".

X