La protagonista de ‘Élite’, muy seductora, estuvo acompañada por su novio, el mexicano Alejandro Speitzer, en la clausura del Festival de Cine de San Sebastián.


Ester Expósito fue una de las protagonistas de la clausura de la 68 edición del Festival Internacional de Cine de San Sebastián. La actriz de ‘Élite’ eclipsó los flashes gracias a su vertiginoso escote. Optó para la ocasión por un traje sastre dos piezas con americana negra y sin sujetador. La intérprete, de 20 años, acudió muy bien acompañada por su pareja, el actor mexicano Alejandro Speitzer. 

Foto: Robert Smith

La madrileña apostó por la sencillez en esta noche de gala y venció con su poderoso ‘look’. Una apuesta arriesgada que ha gustado, y mucho, entre su gran séquito de fans. Un dos piezas de Dolce & Gabbana que transformó en el ‘outfit’ más sexy de la noche. Completó su estilismo con joyas de Bvlgari y zapatos de Christian Louboutin. Llevaba una cola de caballo alta que dejaba al descubierto su rostro y acentuaba toda su belleza. El maquillaje fue el encargado de poner la nota de color con unos labios rojo pasión.

La protagonista de ‘Élite’ estuvo acompañada por su novio, el mexicano Alejandro Speitzer. Ambos continúan consolidando un romance que dejó a muchos con la boca abierta y se dio a conocer hace tan solo unos meses. Se trata de la segunda ocasión en la que acuden a un acto juntos. La primera, fue también durante el marco de un Festival de Cine, pero en Venecia, a principios de este mes de septiembre.

Foto: Robert Smith

Ester y Alejandro evitaron posar juntos sobre la alfombra roja, pero los reporteros gráficos pudieron captar algunas imágenes suyas cuando entraban a la ceremonia de clausura mientras charlaban animadamente. El mexicano, de 25 años, aunque desconocido en nuestro país, es un actor habitual en las telenovelas mexicanas -forma parte de elenco de ‘Aventuras en el tiempo’- y es hermano del también intérprete Carlos Speitzer. Junto a su chica, la pareja de actores abandonó el Auditorio Kursaal durante una lluviosa noche en la que el tiempo se convirtió en el otro protagonista de la jornada.

Una edición atípica

Ha vuelto a reinar el buen cine en la capital guipuzcoana en una edición totalmente atípica marcada inevitablemente por la pandemia del coronavirus. El ‘glamour’ ha sido nuevamente protagonista, pero ha tenido que lidiar con las obligatorias mascarillas y las nuevas normas de seguridad. Muchas estrellas despidieron hasta el año que viene el festival de cine, entre ellas, sobre la alfombra roja posaron actrices como Ana Fernández, Belén Cuesta y Najwa Nimri. 

Este año, la cinta ‘Beginning’ de la directora Dea Kulumbegashvili se lleva la Concha de Oro a la Mejor Película. El Premio Especial del Jurado ha ido a recaer a ‘Crock of gold: A few rounds with Shane MacGowan’ de Julien Temple. Mientras que la Concha de Plata a la mejor dirección va para la debutante georgiana Dea Kulumbegashvili, de tan solo 34 años, una de las grandes vencedoras de la presente edición.