Horas antes de su gran concierto en el Wizink Center de Madrid, la cantante ha enviado un mensaje muy cariñoso a sus fans a través de sus redes.


A Isabel Pantoja apenas le quedan unas horas para dar el do de pecho frente a más de 15.000 espectadores en el Wizkink Center de Madrid. Ilusionada, y con muchas ganas de reencontrarse con su público, la tonadillera ha enviado un mensaje muy especial a sus fans.

«Estoy súper feliz»

A través de su cuenta de Instagram, la sevillana ha animado a sus admiradores a ver su gran concierto en Madrid. «Bueno, aquí, estoy, que llevo ya muchos días ensayando. Mañana ya llegó el día que estaremos juntos, si Dios quiere, en el Wizink Center. Sé que vais a estar conmigo, ya lo sé. Estoy súper emocionada, súper feliz. Espero que sea del agrado de todos», ha dicho en un video.

«Quiero enamorarme, quiero que se enamoren, queremos enamorarnos todos… por lo menos esa noche. Os mando todo mi cariño porque vosotros me vais a dar vuestra energía. ¡Hasta mañana!». Así se ha despedido de su legión de ‘pantojistas’.

Sus amigos y familiares no han tardado en responder a sus palabras. Omar Montes, su querido ‘iluminati’, ha sido uno de los primeros en publicar un comentario. «Mañana se lía en el wizink», ha escrito.

Ya tiene otro concierto previsto este verano en Jerez

Alejandra Rubio, la hija de Terelu Campos, también e ha mandado un cariñoso mensaje e apoyo. «Disfruta muchísimo REINA!!! Tus pantojistas estarán a tu lado y los que no hemos podido estar disfrutaremos viendo vídeos tuyos. MUCHA SUERTE aunque tú no la necesitas».

Isabel está tan emocionada con su regreso a los escenarios que ya tiene previsto otro concierto próximamente. Será el próximo 31 de julio en el festival ‘Tío Pepe’ de Jerez cuando podamos verla subida a los escenarios entonando lo mejor de su extenso repertorio. Ya son 50 años de carrera musical y ‘hits’ no faltan en su discografía. Desde ‘Marinero de luces’ a ‘Hoy quiero confesarme’, pasando por ‘Se me enamora el alma’ o ‘Enamórate’, su último single. Un sencillo compuesto por Juan Gabriel y producido por Luis Cobos en el que, emulando a la mismísima Liza Minelli, canta un tema propio de los cabarets.