Anabel Pantoja se derrumba y pide perdón por su metedura de pata en Cuba

Anabel Pantoja, rota en llanto, ha pedido disculpas públicamente por haber usado la imagen de dos menores con fines promocionales durante su viaje a Cuba.

Anabel Pantoja ha tenido que pedir disculpas públicamente después del error cometido en sus redes sociales durante su viaje a Cuba. Rota en llanto, la colaboradora ha reconocido haberse equivocado.

Las joyas que comparten Pantoja, Belén, Raquel Bollo o Gema López

8La gran metedura de pata de Anabel Pantoja durante su viaje a Cuba

La sobrina de Isabel Pantoja, de vacaciones en Cuba, compartió un video en sus redes sociales en el que podía ver cómo ofrecía regalos a dos niñas: unas gafas de sol y unos labiales. En dicha publicación etiquetó a la marca de gafas que le había ofrecido los artículos. La respuesta de los usuarios de Instagram fue fulminante y le llovieron las críticas por utilizar la imagen de menores con fines promocionales, por regalar productos para adultos a niños, por «vender» una imagen de altruismo en un país lleno de necesidades…. Cientos de seguidores pusieron en tela de juicio su conducta.

Las joyas que comparten Pantoja, Belén, Raquel Bollo o Gema López

7«Me arrepiento muchísimo»

Anabel reaccionó rápidamente a las críticas y pidió disculpas a través de su cuenta de Instagram. También lamentó ocurrido durante su intervención en directo en ‘Sálvame’, donde se derrumbó al contar a sus compañeros lo que había sucedido. «Me arrepiento muchísimo porque no era consciente del daño que podía causar. Siempre que voy a Cuba llevo cosas, pero tuve la torpeza… Tenía ganas de compartirlo con la gente. No pensé en lo de los menores».

Así es el hotel donde Anabel Pantoja y su novio pasan sus últimas vacaciones de solteros

6«No soy tan inteligente»

«Pido disculpas y perdón a toda la gente a la que le he podido hacer daño. No quería dañar la moral de cada ser humano», dijo, haciendo referencia al hecho de publicar el video regalando artículos de adulto a dos niñas menores de edad. «Me escribieron varios mensaje y me dijeron el tema de los menores. Me puse en su lugar. Obviamente no soy tan inteligente y soy un poquito cortita. En ese momento me dejé llevar por la emoción».

Anabel Pantoja se escapa a Cuba tras su polémico último día en ‘Sálvame’

5Fue su primo Kiko quien la avisó de la repercusión de sus actos

Anabel ha utilizado las redes para compartir numerosas imágenes de su viaje a Cuba. Sin embargo, no había tenido tiempo de medir la repercusión de sus publicaciones. «No tengo ni idea de lo que está pasando allí en España, Kiko fue el primero que me llamó y me dijo: Esto tienes que arreglarlo. Me ayudo y me aconsejó».

Irene Rosales le ‘pone los cuernos’ a Anabel Pantoja

4«No he cobrado»

En sus declaraciones, Anabel ha querido aclarar que nada de lo que ha hecho ha sido con fines comerciales. «No he cobrado. Son marcas de amigos que me han dado cosas para que las llevara a la isla. Solamente quería que esos productos llegaran a manos de gente de allí. No imaginé la repercusión que iba a tener lo que he hecho«.

Anabel abandona el plató acusada por Gema y Patiño de vaga

3«No volverá a ocurrir»

La sevillana ha concluido sus palabras de disculpa rota en llanto: «No volverá a ocurrir más en la vida. Quiero dejar muy claro que adoro a los niños y jamás haría en contra de ellos».

El futuro marido de Anabel Pantoja posa como Dios lo trajo al mundo

2Anabel siempre la lía en sus redes sociales

Lo cierto es que este polémico episodio no es un caso aislado. Anabel tiene la capacidad de revolucionar las redes con cada cosa que hace. La colaboradora tiene una legión de seguidores en Instagram, pero no siempre acierta en los contenidos que sube y es frecuente que despierte tantas simpatías como rechazos en algunas de sus publicaciones.

Anabel desvela qué compañero de trabajo le atrae sexualmente

1Kiko aplaude las disculpas de Anabel

Al escuchar sus disculpas, Kiko Hernández ha felicitado a su compañera: «Es de valientes decir ‘me he equivocado’. Descansa el tiempo que te queda en Cuba… ¡Y apaga el móvil».