Tras permanecer varios días en la clínica Ruber Internacional de Madrid, el empresario ha recibido el alta y podrá seguir su recuperación en casa.


Después de varios días ingresado en la la Clínica Rúber Internacional de Madrid, Álex Lequio ha recibido el alta hospitalaria. Ha sido su madre, Ana Obregón, la encargada de confirmar la feliz noticia. Su hijo ya puede regresar a casa.

Ana: «Todo bien»

Con unas breves palabras, la actriz y bióloga ha explicado que el hijo que tiene en común con Alessandro Lequio por fin puede abandonar el centro hospitalario. «Todo bien», ha explicado al salir del edificio, desde el interior de su vehículo. Hace unos días, Ana explicaba los motivos por los que su hijo debía ser ingresado a causa de una gastroenteritis.

La semana pasada, el joven tuvo que ser ingresado de urgencia en dos ocasiones. Primero fue el martes 18 de febrero. Tuvo que regresar tres días después, el 20, aquejado de una dolencia de estómago. Tras pasar el fin de semana en observación y recibiendo tratamiento médico ya puede regresar a casa y continuar allí su recuperación.

Su padre: «El cáncer es una enfermedad larga y dura»

Ya son casi dos años de lucha contra el cáncer en la vida de Álex Lequio. Una batalla que no libra solo, ya que cuenta con el apoyo incondicional de su familia. En especial de sus padres, que son su principal sostén en estos difíciles momentos.

Hace apenas unas horas, Alessandro respondía muy amable a las preguntas de la prensa sobre el estado de salud de su hijo. «Todo sigue igual», decía. «No hay mucho que decir. El cáncer es una enfermedad larga y dura».