La ‘socialité’ ha juzgado severamente a la hija de Rocío Jurado: «¿Con qué tipo de mujer nos queremos quedar? ¿Con mujeres todo el día llorando,  lloriqueando y quejándose?», dice.


La entrevista de Rocío Carrasco en Telecinco dando respuesta a cuestiones tan delicadas como «la paliza» que supuestamente le propinó Rocío Flores, en el año 2012. O, entre otros muchos asuntos, el «pánico» que ha vivido a raíz de los malos tratos que según ella ha recibido por parte de Antonio David Flores y se su hija mayor. Relatos que para Carmen Lomana resultan sumamente aburridos: «¡Me tiene tan aburrida este tema! Es como el día de la marmota«, se ha quejado. La ‘socialité’, que colabora en varios medios de comunicación, reconoce que ha visto la última aparición televisiva de la madrileña por motivos profesionales: «Tengo que verlo porque estoy en diferentes programas». Si no fuera por eso, no lo vería. Anoche lo puse un momento porque tengo que verlo y luego me preguntan… Y cuando vi a su marido, dije: ‘Ay, no. Oh, my god’. ¡Ya es demasiado! Y como tenía sueño, me fui a dormir».

«Espero que algún día hable de su hijo»

Para la leonesa, Rocío Carrasco ha llegado tarde a contar su verdad: «Todo tiene un timing en la vida. Esto está fuera de tiempo y fuera de lugar. Es una historia de odio que se ha quedado enquistada. Espero que algún día hable de su hijo. No puede ser que le pregunten que por qué no ha contestado a su hija y diga que no está preparada». A estas alturas, sigue sin entender por qué no ha respondido a sus llamadas después de nueve años sin hablarse.

Sin pelos en la lengua, Carmen Lomana se ha despachado a gusto a la hora de valorar el paso de Rocío Carrasco por los platós de Mediaset. No se pierda el vídeo para ver cómo manifiesta su rechazo hacia el relato de la hija de ‘la más grande’.

Vídeo: Europa Press

Instagram

«¿Con qué tipo de mujer nos queremos quedar? ¿Con mujeres todo el día llorando, todo el día lloriqueando, todo el día quejándose y todo el día castigando de alguna manera a los hombres? Yo no. Estas cosas se hablan en casa con tu familia tranquilamente y te quitas ese bucle en el que está metida», sentencia.

«Todo esto me parece demasiado»

«Que hable un día me parece bien. Pero todo esto me parece demasiado. Me parece una falta de respeto por ella misma, por sus hijos y por su familia. Y todavía no hemos oído a la otra parte. A esta mujer hasta hace poco la ponían como un trapo y ahora la suben a los altares. Y puede bajar de los altares. Si no trabajara en los medios os aseguro que no lo vería», añade.

Carmen Lomana va más allá y cuestiona que Rocío Carrasco pueda servir de ejemplo alguno para las mujeres maltratadas. Duda que alguien, tras haber escuchado sus declaraciones, se anime a llamar al 016. «Una mujer maltratada no por ver a Rociíto va a llamar a ese número«, dice. «De todas maneras, si este show sirve para ayudar a alguien, bentido sea. Pero no es mi caso ni el de mucha gente que está hasta aquí (señalando su cabeza)».

«No me gusta ser tan crítica, pero no soy así. Digo lo que pienso», concluye Lomana en sus explosivas declaraciones. Por último, ha querido precisar que nada de lo que piensa se corresponde con la opinión personal que tiene de Rocío: «Hemos coincidido alguna vez y ha sido muy amable conmigo, pero en este tema puntual no estoy de acuerdo. Es solo una opinión, no quiere decir que esté en posesión de la verdad».