Ángela Dobrowolski quiere demostrar ahora que Josep María Mainat supuestamente la maltrataba y por eso justifica el presunto intento de asesinato. Vea el vídeo para descubrir su nueva estrategia para ser vista como una víctima y no como el verdugo que todos creen que es


Ángela Dobrowolski tuvo que abandonar la casa de Josep María Mainat por imposición judicial y esperó hasta el último momento para tomar esta decisión. Antes dejó la casa desvalijada, como así denunció el afamado productor de televisión, que se quejó de que “la casa estaba bien, pero el contenido ha sido saqueado”. Incluso se quejaba de que la caja fuerte había sido supuestamente abierta con herramientas profesionales y su contenido había sido sustraído. De esto nada tiene que decir su exmujer, acusada además de tratar supuestamente de asesinarlo aprovechando su condición diabética a su favor. Unas difíciles cuestiones que ahora se están valorando en los tribunales, donde un juez tiene mucho trabajo para ver quién dice la verdad y quién miente. Pero todo podría dar un giro inesperado de 180 grados y resultar que Ángela Dobrowolski es la víctima y no el verdugo que todos creen.

Al menos es lo que ella y su abogado mantienen a la salida del Instituto de Medicina Legal de Cataluña, donde se estudia si actuación fue provocado por un supuesto maltrato de Josep María Mainat. Y esta es la nueva estrategia en la que se basa su defensa, que desea plantear que el productor no trataba bien a su mujer y quizá eso explicaría lo sucedido aquella fatídica noche en la que le administró a su marido insulina, la suficiente como para provocarle un coma.

Ella negó que esto fuese así y en un primer momento mantuvo que su acción fue para salvarle la vida, escudándose en el hecho de que llamó a los servicios sanitarios para que le atendiesen en dicha crisis. Ahora ha variado un tanto su versión y no niega lo que hizo, sino que trata de buscar una explicación que contextualice lo que pasó. Vea el vídeo de ‘Europa Press’ en el que ella lo explica todo con detalle.