Mucho se ha hablado del aspecto físico de Andrea, de La isla de las tentaciones. Ahora es ella quien da la cara y cuenta todo lo que se ha hecho.


A pesar de que ‘La isla de las tentaciones’ llegó a su fin, sus protagonistas se han convertido en personajes y están en el punto de mira. Una de ellas es Andrea, con quien rompió su relación con Ismael en el programa para marcharse con su tentador, Óscar, y con quien también rompió en uno de los debates del programa. Andrea ha querido aclarar sus trucos de belleza y desvelar los retoques estéticos y operaciones a las que se ha sometido.

Lo ha hecho a través de su canal de MTMAD, ‘La princesa que hay en mí’, donde ha querido sincerarse después de que su aspecto físico haya sido criticado en diferentes ocasiones. Antes de nada ha querido confesar que «estoy completamente a favor de las operaciones y los retoques estéticos siempre y cuando no se conviertan en una obsesión. Pienso que si tienes un complejo o algo de ti no te acaba de gustar, tenemos la suerte de que no tenemos porque vivir con eso para siempre», ha dicho Andrea en la publicación.

Sus retoques de belleza que se realiza más a menudo

Antes de entrar en materia y operaciones, ha querido desvelar sus trucos sobre el pelo, uñas o pestañas. Andrea ha confesado que su pelo es natural y que no lleva extensiones, a pesar de que muchas personas le preguntan por ello. Andrea ha confesado su obsesión por el pelo largo y liso y lo ha conseguido después de estar más «de año y medio sin contármelo». Otra de sus obsesiones son las uñas largas y para conseguirlas apuesta por el acrílico. Y por último, las pestañas postizas para una mirada más intensa y profunda. «Antes me las ponía solo en verano, por la comodidad de ir a la playa o la piscina y estar siempre las pestañas bien bonitas. Lo que pasa es que soy bastante vaga y ahora que tengo muchos eventos y sesiones de fotos o para estar un poco más guapa, porque es cierto que en mi día a día yo no suelo maquillarme. Tan solo salgo de casa con un poco de pintalabios y ya está. Antes me ponía máscara des pestañas y ahora ni eso», ha confesado.

Sus retoques estéticos

Además, Andrea ha querido aclarar todos sus retoques estéticos que se ha hecho gracias a la medicina estética, después de que sus seguidoras le hayan preguntado en diferentes ocasiones qué se ha realizado. Primero ha desvelado que se hizo un vial en los labios de ácido hialurónico «para darle un poco más de hidratación y de volumen, sobre todo al labio de arriba». También se ha puesto baby bótox que es «para prevención. Es cierto que con 25 años ya pues estamos en una edad que hay que prevenir. Yo siempre he dicho que prevenir que curar. Yo tenía la arruguita del entrecejo muy marcada y entonces me pusieron un poco por la frente y me lo han corregido muy bien. Estoy muy contenta con esto y creo que ya no lo voy a poder sacar de mi vida», ha confesado.

A pesar de que Andrea ha confesado que solo se ha realizado esos retoques, desvela que se haría muchas más cosas: «No será porque no quiero. Me gustaría hacerme la ojera porque últimamente duermo muy mal debido a todo el estrés que tengo y la tengo mucho más hundida y marcada. De hecho fui a una clínica y pregunté para ponerme hialurónico pero me dijeron que no, que tenía como unas bolsitas que se tenían que deshinchar y que tenía que ser con carboxiterapia», ha dicho. Además, la que fuera concursante de ‘La isla de las tentaciones’ ha desvelado que antes de entrar al programa se realizaba tratamientos en las cartucheras, para la flacidez y elevar algo el glúteo.

Su operación estética: el pecho

Andrea ha desvelado que hace tres años, a los 22 años, se sometió a una operación de aumento de pecho consiguiendo una 90B, «una talla normalita, no es ni poco ni tampoco es un montón». Ha querido dar todos los detalles sobre esta operación: «Llevo la anatómica, que son como más naturales. Aunque tengo que decir que me gustaba más la prótesis redonda, pero esto depende mucho de como sea tu pecho y tienes que hacer caso a lo que te diga el cirujano. La concursante de ‘La isla de las tentaciones’ ha querido contar como ha sido su recuperación: «No lo pasé muy mal, ya que a los seis días ya me levantaba sola, aunque no podía mover mucho los brazos. Tampoco es un dolor muy grande, es como si tuvieras en el pecho muchas agujetas. No es nada que no se pueda aguantar», ha desvelado.