Lo de reciclar anillos de pedida parece ser un fenómeno de moda. Si tras su ruptura con Tamara Falcó se comentó que Íñigo Onieva habría ordenado transformar el anillo que le regaló a la socialité, ahora hemos conocido que Esther Doña ha hecho lo propio con el anillo de compromiso que le regaló Santiago Pedraz. Sí, la Marquesa Viuda de Griñón ha tomado una drástica decisión y ha reconvertido esta joya en una pieza completamente distinta: unos espectaculares pendientes.

Esther Doña (1)
Antena 3

Ha sido ella misma la que ha contado que se animó a rediseñar su anillo de pedida tras su ruptura con el juez. «He comentado esta mañana que no nos hemos devuelto los regalos, pero no he contado lo que he hecho con el anillo. Me fui a Suárez y los he cambiado por estos maravillosos pendientes».

«El anillo no me lo iba a poner nunca», cuenta Esther Doña

«Es que el anillo no me lo iba a poner nunca. Además, yo no uso anillos. ¿Qué iba a hacer yo con el anillo de pedida? Él no puede devolver las zapatillas, porque están personalizadas», ha detallado la andaluza. «Es verdad que tienen la connotación del anillo, que era con zafiros, en azul, como mis ojos… Me han quedado unos pendientes ideales».

Esther Doña Santiago Pedraz
Gtres

Las informaciones sobre lo que ha hecho Esther Doña con el anillo que le regaló Santiago Pedraz al pedirle que se casara con ella llegan horas después de que Marina Castaño, viuda de Camilo José Cela, lanzara unas incendiarias declaraciones sobre ella. En el programa ‘Espejo Público’ confesó que fue íntima de Carlos Falcó y que la malagueña nunca fue de su agrado. «He sido amiguísima del marqués de Griñón, fue mi primer amigo al llegar a Madrid. No voy a contar todo lo que me contaba, lo siento pero por respeto a su memoria», ha explicado en el espacio que presenta Susanna Griso en Antena 3. «Esther Doña es bipolar, toma tratamientos antidepresivos, pero los mezcla con alcohol y eso es muy mala cosa. Por eso tiene esos arrebatos tan escandalosos que tuvo con Carlos en mi presencia tantísimas veces».

Marina Castaño arremete contra Esther Doña

«Ellos venían mucho a mi casa, cuando tenían un acontecimiento en Madrid se quedaban a dormir en mi casa. De hecho, en mi casa la habitación donde dormían se quedó como ‘la habitación de Griñón’», ha contado la periodista. «Yo he a su casa también he ido mucho a dormir, antes y ahora. Siempre hemos sido amigos. Esta mujer tiene ese problema de bipolaridad. Carlos decía tengo que darle otra oportunidad, no me parece justo romper nuestra ocasión. Pero en muchas ocasiones estuvieron a punto de romper». Incluso ha desvelado que cuando el desaparecido Marqués de Griñón pasó una noche en comisaría tras una bronca con su esposa, este le contó que no quería dejarla por sus problemas de salud: «Fue cuando me dijo tengo que darle otra oportunidad. Ya sabes que Esther está medicada, pero claro comete el error de tomar gin tonic».

¿Cuántos años tiene Esther Doña?

La que fuera última esposa de Carlos Falcó cumplirá 45 años el próximo 30 de diciembre.