Mila Ximénez ha vuelto a la casa de Guadalix para reencontrarse con sus compañeros, pero no se ha quedado. Así ha sido el reencuentro...


Mila Ximénez ha entrado en la casa de ‘El tiempo de descuento’, pero no para quedarse. Y es que este domingo ha aprovechado para trasladarse hasta Guadalix para reencontrarse con sus compañeros. Como no podía ser de otra manera, a unos les hizo más ilusión que a otros. Su compañera, Anabel Pantoja, no pudo evitar las lágrimas al verla, mientras que Hugo Castejón ni se inmutó.

La colaboradora de ‘Sálvame’ reapareció con un elegante vestido rojo y no dudó en hacerle saber a sus compañeros lo guapo que estaban. Mila Ximénez se ha encontrado a todos sus compañeros congelados y no podían acercarse hasta ella para abrazarla. Una vez en el salón, Mila ha aceptado el juego de Jorge Javier Vázquez.

El presentador de televisión le preguntaba si sería capaz de dedicarle a Hugo algo bonito, y su salida no dejó indiferente a nadie: «A Hugo le duran las mechas bastante. Las tiene bien… no se le mueven», le dedicaba. Esto ha provocado las risas de muchos de sus compañeros y también del público.

«Es como Carlos Baute, pero en feo, en malo…», continuaba. Después, ha continuado con Kiko Jiménez, del que parece haber cambiado su opinión: «Creo que Kiko es un gran concursante bueno de reality. Ha venido con un objetivo y lo está cumpliendo. Me está sorprendiendo para bien. Su objetivo es dar espectáculo y tener su conversación con Estela. Se están aclarando muchas cosas. Es tocapelotas, pero es gran concursante».