Ana Soria y Enrique Ponce han compartido en sus redes sociales un post en el que revelan la historia de superación de su nueva mascota, Key.


Cuando Enrique Ponce y Ana Soria adoptaron a su nueva mascota lo compartieron con sus seguidores, sin embargo, no se imaginaban el duro trance al que se enfrentarían poco después. La pareja estaba profundamente ilusionada con la llegada de este nuevo miembro y no cesaban de fotografiarle en su casa, demostrando así que estaban encandilados con él. Fue pocos días después de que llegara cuando comenzaron a notar en él ciertas anomalías, por lo que sin dudarlo se fueron al veterinario para que descubriera qué era lo que realmente le sucedía. La propia Ana ha desvelado en sus redes sociales la historia de superación a la que se ha enfrentado su perrito Ney y tras la que afortunadamente se encuentra bien.

«Cuatro días después de recoger a Ney empezó a tener los primeros síntomas de parvovirosis, a pesar de tener puesta la primera vacuna de éste. Un virus muy contagioso que afecta a muchos cachorros y muy difícil de superar, con una tasa muy alta de mortalidad. Dado el período de incubación de este virus, (5-10 días) supimos que lo traía del lugar de donde venía, como algunos de sus hermanos de camada, cuyos dueños nos contaron el mismo diagnóstico. Y así lo confirmó el veterinario«, comienza diciendo la pareja del diestro en un post publicado este martes. Así comenzó para ellos una pesadilla, pues sin querer llegaron a pensar que podían perderle. No obstante, con su testimonio ha ayudado a muchos dueños con sus mascotas y, además, ha sido esperanzador, ya que Ney ha podido salvarse.

El camino, tal y como dice Ana en esta inesperada publicación, ha sido difícil, pero poco a poco iba ganando todas las batallas a las que se enfrentaba. «Desde el primer síntoma tomamos todas la medidas para tratarlo y luchar por su vida. El tratamiento consistía en proporcionarle a través de una vía en vena: suero, protector de estómago, antiemético para los vómitos; y antibiótico subcutáneo. Después de varios días de lucha, empezó a mejorar y quiso volver a comer. Para nosotros fue la primera luz en un túnel muy oscuro. En pequeñas cantidades comenzó una dieta blanda que fue tolerando muy bien. Cada avance era un milagro. Y cada día una batalla ganada a la muerte», dice Ana en su post.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida de Ana (@anasoria.7)

Por fin, obtuvieron el diagnóstico que tanto ansiaban y es que su perro está completamente recuperado tras esta pesadilla. «A día de hoy afortunadamente se encuentra muy bien. Su vida empieza ahora», comenta Ana en su Instagram. Fue a finales de noviembre cuando llegó a sus vidas, no obstante, ha sido un tiempo muy intenso, lo que ha provocado que estén muy unidos ante y frente a cualquier situación. «A ti Ney: nos conocimos hace poco pero ya no nos imaginamos la vida sin ti. Y como dice esta canción: no estás solo. Siempre estaremos a tu lado. Te queremos mucho campeón», finaliza Ana junto a un vídeo en el que han narrado su día a día poco a poco.