Localizan a Dulce en Toledo “muy mal”, con ansiolíticos y sin dinero para comer

Dulce no atraviesa su mejor momento. Por fin ha sido localizada tras 10 días sin saber nada de ella. No tiene dinero para comer ni para pagar un alquiler y, según su inquilino a 'Socialité', está tomando ansiolíticos y siempre tiene sueño. Los Pantoja han terminado con destruirla anímicamente

No es la mejor época para Dulce Delapiedra, después de haber decidido abandonar la batalla por Chabelita y dejar que Isabel Pantoja se declarase como vencedora de un duelo de platós y llamadas telefónicas. La niñera decidió poner tierra de por medio y refugiarse en su familia, la verdadera, dejando atrás a los Rivera Pantoja a su suerte. Sin embargo, tras días sin saberse de ella –concretamente desde el pasado 2 de noviembre-, se le ha localizado y parece que su situación no le es muy favorable.

Tal y como ha informado este domingo ‘Socialité’ a través de la colaboración ciudadana, Dulce Delapiedra ha sido localizada en Toledo, donde se había refugiado. Al principio se retiró para estar con los suyos, pero más tarde saltaban todas las alarmas al conocerse que no respondía al teléfono, ni tan siquiera a su propia familia.

[Leer más: Chabelita se aleja de Dulce por deseo de su madre]

Ha alquilado una casita en Toledo y el programa de María Patiño ha hablado con su casero, que asegura que su inquilina “está mal, muy mal. La he visto con ansiolíticos, siempre tiene sueño y que, por favor, le diera las llaves del piso”. Esto es lo que confesaba el hombre, que no cobra a Dulce por el piso y que, además, regenta un bar al que acude la exniñera de Isabel Pantoja: “Viene aquí muchas veces a comer gratis, porque no tiene dinero. Viene con un hombre que dice que es su pareja. Ese hombre a mí no me da muy buena espina”, mantiene su casero.

Dulce confía en su pronta recuperación y en regresar a los platós para poder sanear sus cuentas, tal y como reconoce este hombre que asegura ser su casero. No le ha cobrado ni el alquiler ni la fianza del piso y también dice haberle dado de comer gratis durante toda la semana, con la promesa de que cuando se recupere económicamente cobraría su colaboración. Le pidió que no desvelase su paradero, pero al verla “tan mal”, se puso en contacto con el programa para alertar de su situación.

“Tal y como está ella y con todo lo que he visto, podría ir a la policía nacional a denunciar a Isabel Pantoja por lo que le ha hecho a esta mujer. Me ha dicho que ha recibido llamadas amenazantes de Isabel Pantoja, me ha enseñado vídeos y cosas. Me da pena”, confiesa.