El matrimonio lleva ya unos días disfrutando del sol y la playa en las Islas Mauricio y todo ha ido bien hasta que se han encontrado con un problema.


Diego Matamoros y Estela Grande siguen disfrutando de un viaje romántico en las islas Mauricio, hasta donde han viajado para pasar la Navidad y huir del frío que está haciendo en la capital española estos días. Desde allí, no han parado de compartir los increíbles momentos que están pasando.

Unos días de Navidad en el paraíso

También están dando mucha envidia, sobre todo por las imágenes que están compartiendo. Diego y Estela han presumido de cuerpazos en la playa, pero también han querido disfrutar de planes divertidos como excursiones que le han permitido conocer los animales que residen en la isla.