Kiko Rivera ha pasado de defender a su madre y de enfrentarse a todos sus hermanos, a ser él ahora quien pone a la tonadillera contra las cuerdas


La noche del 17 de octubre supuso un punto de inflexión en la relación entre Kiko Rivera y su madre, Isabel Pantoja. El preciso instante en el que el DJ anunciaba su depresión y que estaba al borde del precipicio en ‘Sábado Deluxe‘. Un día en el que la tonadillera entro vía telefónica al programa y sin poder contener el llanto, Isabel Pantoja no ha dudado en acudir al auxilio de su hijo. «Jamás te dejaré en el suelo», fueron las palabras de una madre rota al ver el estado anímico de su hijo. Pero días después, todo empezaba a desmoronarse cuando el propio Kiko denunciaba que habían pasado los días y no había recibido la visita de su madre. Desde entonces, todo se ha convertido en un infierno en el clan Pantoja hasta llegar a un punto de no retorno.

El cruce de reproches entre Isabel Pantoja y Kiko Rivera

Antes de esa fecha y en cada aparición pública, Kiko Rivera seguía siendo «el pequeño del alma» de Isabel Pantoja. Cada vez que la prensa le preguntaba por su madre, tan solo tenía palabras buenas y de cariño para ella. Lo propio hacía su mujer, Irene Rosales, cuando tenía que hablar de su suegra. Ahora, parece que la relación no era tan idílica como parecía y no han tardado en sacar a la luz todos los problemas familiares y económicos que han enfrentado a la familia Rivera-Pantoja.

Isabel Pantoja Kiko Rivera
© Telecinco.

Kiko Rivera siempre ha defendido a su madre y ha llegado incluso a enfrentarse a sus hermanos, Chabelita Pantoja, y Fran Rivera y Cayetano Rivera. Nada hacía presagiar que tantos años de defensa y de declaraciones a favor de su madre iban a terminar en una guerra mediática que ellos mismos están protagonizando a lo largo de estas semanas. Desde intervenciones en la televisión a declaraciones a revista, el conflicto familiar ha llegado al punto más álgido.

La guerra entre madre e hijo ha llegado a un punto de no retorno

«Señores, yo no soy el malo de esta película lamentable. Solo soy alguien a quien la persona que más idolatraba me ha fallado de una manera irreparable engañándome toda la vida. Aún así, yo no hice esto público ya que yo no fui a hablar de ella sino de mis intimidades de las cuales soy dueño. Esa llamada no vino a cuento y las llamadas a terceros ya ni te cuento», explicaba Kiko Rivera hace unos días asegurando que el daño por parte de su madre estaba hecho y que ahora comenzaría a soltar bombas. Y así fue.

Ahora, hemos podido conocer que los problemas económicos y la herencia de Kiko Rivera habría sido uno de los motivos que habrían llevado a los Pantoja a convertirse en el tema más candente del momento. Protagonistas absolutos de los programas de televisión y del papel couché.