Rescatamos una entrevista del pasado en la que Rocío Carrasco sí se pronunciaba cuando se le preguntaba sobre su hija, Rocío Flores.


El aterrizaje de Rocío Carrasco como colaboradora de ‘Lazos de Sangre ha marcado un antes y un después en su vida. No solo a nivel laboral, también sentimental. La hija de Rocío Jurado aceptó la propuesta de Televisión Española, aupada por su amigo Boris Izaguirre, tal y como pudo saber SEMANA, una oferta con la que tenía claro que volvía a la palestra mediática. Además de colarse en muchas entregas del programa, acude a diferentes espacios de la cadena. Hace solo unos días, el 8 de julio, fue una de la invitada de ‘La Mañana de la 1′ y dio unas declaraciones que dieron mucho que hablar. Explicó el verdadero motivo por el que no habla de ciertos asuntos personales entre los que, por supuesto, se incluyen sus hijos. «No hablo porque lo paso mal», dijo. Puntualizó que se desahogaba con los suyos, pero nunca delante de las cámaras, una tónica que no seguía años atrás. Nos retrotraemos a hace más de dos décadas, cuando Rocío Carrasco estaba embarazada de su hijo David.

Rocío Carrasco

Rocío acudió a ‘Tómbola‘, programa en el que había colaboradores de la talla de Jesús Mariñas, Karmele Marchante o Lydia Lozano. Entonces, mostraba una gran sonrisa, bromeaba y carcajeaba con ellos y no tenía reparo en ser preguntada sobre su vida más personal. Hablaba de sus hijos y de cómo marchaba su relación con el que por aquella época era su marido, Antonio David Flores. Sus planes familiares no tenían freno, quería ser madre de una familia numerosa y, de hecho, se mostraba tremendamente ilusionada porque su deseo se hiciera realidad. «Me gustaría tener cuatro o incluso cinco hijos», decía en la década de los 90.

1Rocío Flores ha tendido la mano a su madre

Instantes después de esta inesperada confesión que años más tarde no se ha materializado, Rocío Carrasco fue preguntada su hija Rocío Flores. «Gracias a Dios mi hija se ha criado muy bien», dijo. En ese momento su ‘pequeña’ tenía tan solo dos años y nada hacía presagiar que años después su relación estaría rota y que mucho menos se convertiría en un tabú para ella. A pesar de que su hija Rocío le ha tendido la mano en varias ocasiones desde ‘Supervivientes‘, reality en el que se quedó a las puertas de la final, todo parece seguir igual entre ellas. Mientras Rocío Flores sí que ha hecho referencia a su madre dentro y fuera del concurso, su progenitora, Rocío Carrasco evita cualquier pregunta incómoda en cualquier acto público.

Aunque Rocío Carrasco ha concedido entrevistas en muy pocas ocasiones, la última vez que se confesó delante de las cámaras fue el pasado mes de enero. El 31 de ese mes concedió una rueda de prensa para presentar un musical en honor a su madre, ‘Que no daría yo por ser Rocío Jurado’, una presentación en la que fue preguntada por la nula relación que mantiene con su hija. «El que calla está callado porque ha decidido estar callado hasta que deje de estarlo y decida hacer lo contrario. No he hablado nunca de relaciones materno filiales ni de personas de mi vida que han estado en el pasado. No lo he hecho ni lo voy hacer ahora», espetó frente a los periodistas.

Ella continúa con su vida personal y profesional y sus hijos siguen al lado de su padre, Antonio David, a quien la joven Rocío ha agradecido su apoyo en multitud de ocasiones. En muy poco tiempo se ha convertido en un rostro de gran interés televisivo, aunque continúa ampliando sus miras profesionales con proyectos, por ejemplo, como influencer en sus redes sociales. Cuenta con una agencia que le gestiona sus trabajos en el universo 2.0, un paso que refleja que Rocío Flores confía ciegamente también en ese sector a nivel laboral.