Chelo García Cortés, desilusionada horas antes de entrar en quirófano

Chelo García Cortés está triste, se siente una carga y quiere volver al trabajo en 'Sálvame', pero antes debe ser operada de urgencia por una necrosis en la herida que se hizo en la pierna tras caerse en el plató

Chelo García Cortés está en horas bajas y es que su ánimo se ha visto resentido con los últimos varapalos que la vida le ha colocado en su camino. La colaboradora de ‘Sálvame’ ha regresado de ‘Supervivientes’ con una guerra inesperada con sus grandes amigas de programa. Su lealtad se ha puesto en duda, al igual que su economía personal se ha puesto sobre la mesa para atacarla duramente. Después, cuando parecía que el huracán desaparecía, sufrió una caída en la entrada de su plató por la que este viernes debe ser operada de urgencias, dado que la herida se ha necrosado. Demasiadas malas noticias para digerirlas rápidamente.

Primeras palabras de Chelo García Cortés tras conocer que debe ser operada

Chelo García Cortés acudía este jueves a una revisión médica acompañada de su mujer, Marta Roca, el único pilar de su vida que parece que no se tambalea. Lo hacía con una sonrisa en el rostro, pero que escondía un estado de ánimo delicado, melancólico y desesperado. Está cansada del trajín que la pierna le está ocasionando y quiere entrar ya en el quirófano para quitarse este proceso de en medio y continuar con su vida.

La última desgracia de Chelo García Cortés

“Estoy un poco desilusionada, quiero agradecer a todos el apoyo”, dice Chelo García Cortés, horas antes de ser operada por una necrosis en la parte inferior de su herida en la pierna. Lo único que quiere es poder llevar su vida con normalidad, volver a andar sin ayuda de muletas o una silla de ruedas. Dejar de sentirse una carga para su mujer y sus amigos y, sobre todo, volver al trabajo en ‘Sálvame’, tal y como ha confesado ella misma.

Aunque en la mañana de este viernes será operada, el calvario de Chelo García Cortés no termina aquí, dado que luego deberá continuar con la recuperación que le mantendrá aún varias semanas alejada del calor de los focos del plató de ‘Sálvame’. Por lo menos tres semanas de recuperación obligatoria para minimizar las posibles consecuencias de la necrosis que le surgió en la herida y que podría tener un resultado fatal de no ser tratado.