Celia ha sido una de las personas que más unida estaba a Álex Lequio. Se trata de su prima, con la que tenía una gran relación no solo familiar, también de amistad. La poca diferencia de edad entre ellos hizo que su vínculo fuera más allá del familiar. De hecho, el hijo de Ana Obregón ha dedicado a lo largo de sus años en Instagram varias publicaciones a Celia.

Pues bien, la joven sigue recomponiéndose del duro golpe de la muerte de Álex Lequio con tan solo 27 años tras dos años de incansable lucha contra el cáncer. Ahora Celia va retomando poco a poco la normalidad y ha asegurado que ya está pendiente de volver al trabajo: «En realidad estoy deseando volver a la oficina», explica en un Stories.

Parece que la joven tiene ya más fuerzas para volver a la normalidad. No hay nada como retomar nuestro día a día, nuestras ocupaciones, para superar los golpes duros que nos ofrece la vida. Celia trabaja en un despacho de abogados en Madrid, lugar desde el que comparte normalmente su día a día, así como sus jornadas largas de trabajo.

Desde que empezó la crisis del coronavirus muchas empresas han recurrido al teletrabajo para evitar los contagios. Celia por ahora trabaja desde su casa, a la espera de que le digan que tiene que volver a su lugar de trabajo, que se encuentra en plena puerta de Alcalá en Madrid.

Celia ha compartido no solo sus ganas de volver a la oficina, también nos ha dejado ver su puesto de trabajo en su casa. En una mesa de estudio, la joven tiene su ordenador, desde donde trabaja cada día desde que empezó el teletrabajo. Volver a la rutina le ha hecho desconectar de los duros momentos que ha pasado ella y su familia tras la muerte de Álex Lequio.

Alessandro Lequio también volvía al trabajo hace unos días

Alessandro Lequio ha sido uno de los que ha preferido volver a la normalidad después de la pérdida de su hijo Álex. El pasado 27 de mayo, Alessandro volvía al plató de ‘El programa de AR’ para cumplir con su compromiso profesional como colaborador en el club social, la sección de corazón. Unas horas antes del comienzo de esta sección, Alessandro ha sido visto en las inmediaciones de Telecinco.

Alessandro Lequio llegaba a las instalaciones de Mediaset solo, en su propio coche. Fue visto cuando se dirigía hasta el interior desde su coche. El colaborador de televisión estuvo con el rostro cabizbajo y protegió en todo momento con la mascarilla. «Buenos días. Muchas gracias…», comenzaba diciendo Alesandro Lequio en el club social. «Absolutamente, hay que salir. Os he visto…», declaraba. Alessandro Lequio prefería no hacer más declaraciones al respecto. De hecho, acto seguido, empezaba a tratar los temas de ‘Supervivientes’.

1Muy unido a su primo, Álex Lequio

Celia estaba muy unida a Álex y han sido muchos los momentos que han vivido juntos. La joven no ha parado de hacerle homenajes al que no solo era un primo, también un gran amigo. De hecho, ella tuvo un gran encuentro con él cuando volvió de Estados Unidos, un momento que ahora ha compartido ella en su Instagram.

2Un abrazo que añora

Este homenaje pertenece al 23 de agosto del año 2018, momento en el que se encontraba en Nueva Jersey, mientras Álex recibía tratamiento y lo hacía junto a sus piezas clave. Entre ellas, su prima Celia con quien se fundió en un abrazo con el que ha dejado boquiabiertos a sus seguidores.

3Un vídeo cargado de ternura

Está cargado de ternura y tanto a Celia como a su familia consigue emocionarles pase el tiempo que pase. Tenían un vínculo tan especial que la última publicación de Álex Lequio estaba dedicada a ella, a su prima Celia, quien tras su fallecimiento le dedicó un post en el que confesó nunca haber sentido tanto dolor.

4Muy unidos

«Nunca había sentido tanto dolor. Nunca jamás habrá nadie como tú. Nunca he visto a alguien luchar tanto por vivir. Mi hermanito pequeño, mi alma gemela, mi cómplice y mi socio», empezaba a decir el día de la muerte de su primo.

5"Tu huella ha quedado marcada para siempre"

«Es raro, te acabas de ir pero siento tu energía conmigo como si estuvieras sentado a mi lado como todos esos viernes en tu casa. Te has ido demasiado pronto, teníamos muchos sueños y planes por hacer. Eternos 27 y eterno tú, porque tu huella ha quedado marcada para siempre en todas las personas que te conocían».

6"Mi compañero de aventuras"

Mi compañero de superación, de batallas, de aventuras, de conversaciones sobre filosofía, historia, economía, amor, dios, vida… Cómo me gustaba discutir contigo, argumentar y que nos sacáramos de nuestras casillas y de nuestras zonas de confort. De reírnos hasta llorar y de llorar juntos hasta quedarnos dormidos. Nuestras jams sessions, improvisando, yo con la guitarra cantando y tu rapeando como si fuéramos rockstars».

7Sé que me acompañarás

«Siempre bailamos a nuestro ritmo, fuera del sistema y lo seguiremos haciendo, porque tu energía me da fuerza y estés donde estés, se que me acompañarás para hacer todo lo que habíamos planeado».

8"Eres el más grande y ahora también eres eterno"

«Quería agradecerte todos los recuerdos que tengo, no hay uno solo de ellos en el que piense y no pare de sonreír (a veces hasta me empiezo a reír sola y la gente me mira raro). Eres el más grande y ahora también eres eterno. On and on, through eternity we will shine. Bros until the world blows, sonriendo, like we always do. I love you forever», terminaba dedicándole.

9Su prima Marta también estaba muy unida a él

El círculo de Álex Lequio está viviendo uno de los peores momentos de su vida y no dejan de aferrarse a él, de hecho, tanto su madre, Ana Obregón, como su progenitor, Alessandro Lequio le han rendido sus particulares tributos públicamente.

10La desgarradora carta de Ana Obregón

«Mi querido hijo, sé que nunca te ha gustado que hable de ti públicamente, perdóname, me lo pide el corazón y ahora que tengo un poquito de fuerzas tenía que agradecer los cientos de miles de mensajes de cariño y admiración hacia ti. Tus primeras palabras fueron: “yo solito” antes que papá y mamá. Y tú solito has querido vivir una vida discreta, sin protagonismos a pesar de tus padres famosos. Te has ganado a pulso el cariño de todos los que te conocieron; primero en el colegio, luego en la Universidad con la beca que conseguiste para estudiar en Estados Unidos que culminaste en tu regreso a España creando una empresa de éxito con 24 años. Hasta que un día apareció la palabra “cáncer“ en nuestras vidas. Has luchado valientemente dos años contra esa maldita enfermedad con una sonrisa, colaborando con fundaciones, ayudando y animando con tu sentido del humor a todos los que también la padecían. Te convertiste en su ejemplo. Demasiado noble, generoso, solidario, único y grande para caber en este mundo. Mi guerrero de la eterna sonrisa a pesar de los dolores, meses de hospitalización y sufrimiento. Para mí ha sido un honor estar a tu lado de la mano en esta batalla sin descanso, pero también viéndote sufrir sin una queja ha sido la lección de vida más cruel que una madre puede soportar. Tu viaje ha roto el corazón de toda España porque en vida has brillado TU SOLITO como decías de pequeño. Ahora brillas en la eternidad iluminándonos para siempre. Sé que desde ahí arriba quieres agradecer tantos miles de mensajes de amor y admiración inesperados para ti pero que te ayudarán a tu largo viaje. Que puedo decirte hijo? Que eras /eres mi vida y ahora ya no hay nada. Que perder un hijo es morir y tener la obligación de vivir. Y tú querías vivir, casarte algún día y tener 5 hijos. Muchas noches en el hospital pedimos juntos a Dios que te curara y no nos hizo ni caso. Ahora solamente le pido que pueda volver a abrazarte muy pronto porque te echo insoportablemente de menos. Mi Aless, ha sido y es un verdadero privilegio ser tu madre. Te quiero desde siempre y para siempre. Eternamente. Mamá #GRACIAS 💔», escribía.