Roger Federer es una leyenda del tenis y acaba de dar la peor de las noticias. Y es que ha tomado la decisión de retirarse a los 41 años. Pero que no cunda el pánico, ya que todavía queda verlo durante la Laver Cup, que se celebrará del 23 al 25 de septiembre. Este será, entonces, el último torneo en el que esté presente. Ya no habrá más torneos de la ATP y tampoco jugará más Grand Slam.

La leyenda del tenis toma la decisión de retirarse a los 41 años

roger-federer-2
Gtres.

Ha sido el propio tenista el que ha dado la noticia a través de un comunicado compartido en sus redes sociales: «De todos los regalos que el tenis me ha dado a lo largo de estos ha años, el más gratificante, sin duda, ha sido la gente que he conocido en este camino: mis amigos, mis competidores, y todos los fans que han hecho de este deporte su vida. Hoy, quiero compartir algunas noticias con vosotros», ha empezado diciendo Roger.

«Como muchos sabéis, los últimos tres años se me han presentado desafíos en forma de lesiones y operaciones. He trabajado duro para volver a mi mejor versión competitiva. Pero también conozco las capacidades y los límites de mi cuerpo, y el mensaje que me ha mandado está claro. Tengo 41 años. He jugado más de 1.500 partidos en los últimos 24 años. El tenis me ha tratado más generosamente de lo que soñé, y ahora debo reconocer que es tiempo de terminar mi carrera competitiva», continúa diciendo ante la sorpresa de todos.

El torneo que jugará por última vez es la Laver Cup

roger-federer-3
Gtres.

Pero ha querido dejar claro que jugará un último torneo: «La Laver Cup, que se celebra en Londres el próximo mes, será mi último torneo ATP. Jugaré más al tenis en el futuro, por supuesto, pero no en Grand Slams o torneos», dice tajante. Eso sí, estará siempre vinculado con el mundo del tenis.

Ha sido una noticia difícil de tomar: «Es una decisión agridulce porque voy a extrañar todo lo que me dio el circuito. Pero al mismo tiempo, hay muchas cosas que celebrar. Me considero como una de las personas más afortunadas de la tierra. Me dieron el talento especial de jugar tenis y lo hice a un nivel que nunca imaginé por más tiempo de lo que hubiese proyectado», sigue diciendo Federer en su carta.

Y no se olvida de mandarle un mensaje a su mujer, Mirka, a la que le agradece todos los años de dedicación: «Me gustaría agradecer especialmente a mi mujer, que ha vivido cada minuto conmigo. Ella me ha apoyado antes de las finales, me ha visto en todos los partidos incluso cuando estaba embarazada de ocho meses, ha soportado mi lado más tonto con mi equipo durante 20 años. También quiero agradecer a mis cuatro hijos maravillosos por apoyarme, siempre explorando nuevos lugares y creando maravillosos recuerdos durante el camino. Ver a mi familia aplaudiéndome desde las gradas es un sentimiento que valoro  para siempre.