El escocés fue el primero en dar vida al archiconocido personaje de ficción James Bond en las siete primeras películas del agente 007.


El legendario actor Sean Connery ha fallecido este sábado 31 de octubre a los 90 años, tal y como ha confirmado la familia a la BBC. El escocés fue el primero en dar vida al archiconocido personaje de ficción James Bond en las siete primeras películas del agente 007.

GTRES

Sean Connery llevaba desde 2003 apartado de la gran pantalla y deja tras sí un gran legado cinematográfico. Después de saltar a la popularidad gracias a las películas del agente secreto, Connery protagonizó un sinfín de largometrajes que supusieron un antes y un después en la gran pantalla gracias a su participación en «Indiana Jones y la Última Cruzada», «La roca», «Los intocables de Eliot Ness«, «Los inmortales, «El hombre que pudo reinar», «Asesinato en el Orient Express», entre otros.

En 1987, se alzó con el Premio Óscar a Mejor Actor de Reparto por interpretar al policía Jim Malone en «Los Intocables». A lo largo de su intensa trayectoria, ha sido galardonado con varios premios gracias a su legendarias interpretaciones. Así, ese mismo año recibió un Premio Bafta a Mejor Actor por «El nombre de la rosa» y años después, en 1998, la Academia británica le otorgó el BAFTA honorífico.

En el año 2000, la reina Isabel II nombró Sir (Caballero) al actor durante una ceremonia celebrada en Edimburgo, la ciudad natal de Connery. Fue en enero de ese año cuando la soberana le otorgó el título de la nobleza al «hijo más famoso de Escocia» durante la tradicional ceremonia de condecoraciones con motivo del Año Nuevo. Sin embargo, este nombramiento no estuvo exento de polémica puesto que en un primer momento la reina de Inglaterra se mostró reticente a la hora de otorgarle este título al legendario actor debido al apoyo político que este mostró al Partido Nacional Escocés.

Gtres

La noticia de la triste pérdida del actor ha provocado una oleada de comentarios a través de las redes sociales en los que diversos usuarios han mostrado sus condolencias a la familia y han querido homenajear al actor escocés. «Adiós Sean Connery! El mejor James Bond ever», «Hoy estoy muy triste por la partida del Sean Connery, el hombre más seductor, inteligente y carismático de estas 5 décadas de mi vida; mi admiración y respeto que merece, te vamos a extrañar», «Día de luto para el mundo del cine«, «Personalmente, ningún actor me ha impactado como él. RIP. Recordamos a las personas por su impacto emocional en nuestras vidas»,  son solo algunos de los comentarios que se pueden leer. 

Redes Sociales

Además, un sinfín de rostros conocidos han querido dedicarle unas emotivas palabras al que diera vida al padre de Indiana Jones. «Indiana se ha quedado huérfano. Y quienes admiramos el trabajo de su padre, también. Adiós Sean Connery. Adiós Dr Jones senior«, escribe Alberto Chicote. 

Connery terminó detestando a James Bond

Redes Sociales

Sean Connery protagonizó siete de las películas del agente secreto más conocido de la gran pantalla: “Agente 007 contra el Dr. No”, “Desde Rusia con amor”, “James Bond contra Goldfinger”, “Operación Trueno”, “007: Sólo se vive dos veces”, “Diamantes para la eternidad” y “Nunca digas nunca jamás”. A pesar de que haya hecho papeles en la gran pantalla con anterioridad, no fue hasta que dio vida al famoso personaje con el que alcanzó la gran popularidad. Sin embargo, llegó a detestar al personaje: «Francamente, mataría con mis propias manos a ese bastardo de Bond».

A lo largo de su edad adulta, el actor pasó por varios baches de salud. En 2006, Connery se sometió a una operación de cirugía en el riñón para extirparle un tumor que le había sido detectado. Previamente, en 1990, al que fuera el actor más cotizado del mundo le fue detectado un cáncer de garganta, algo que lo mantuvo muy preocupado, aunque consiguiera ganar la batalla años después.

Sean Connery, un enamorado de España

Sean Connery
Gtres

El actor escocés era un habitual de nuestro país. Connery visitaba con frecuencia Marbella y llegó a enamorarse de la ciudada malagueña y terminó comprándose una casa con su segunda esposa, la pintora Micheline Roquebrune, en la localidad española. Sin embargo, tuvo un gran quebradero de cabeza después de que la Fiscalía acusara a la mujer del actor de «cooperadora necesaria» de un delito contra la Hacienda Pública por no abonar el impuesto sobre sociedades del ejercicio de 2006.