Los rumores sonaban con fuerza y ya eran muchos los que especulaban con el posible embarazo de Katy Perry. Sus seguidores estaban convencidos, pero no ha sido hasta este jueves cuando la artista lo ha confirmado a través de su nuevo videoclip, ‘Never worn white’. Y es que en su nueva creación musical muestra su incipiente barriguita, una imagen impactante con la que ella dice encontrarse profundamente feliz.

No obstante, no ha escogido cualquier canción para anunciarlo, pues su letra habla de que ya está lista para comprometerse en todos los sentidos con el que es su pareja desde el año 2016 -aunque los dos primeros años trataron que no saliera a la luz-, Orlando Bloom. «Nunca he vestido de blanco, pero estoy aquí esta noche, porque de verdad quiero decir sí quiero«, dice en el tema.

Este es sin duda su mejor secreto y así lo ha revelado la propia Katy Perry: «es probablemente el secreto que he tenido que guardar más tiempo». Una buena nueva que también tendrá repercusión en su venta de discos, ya que coincidirá el nacimiento de su bebé con la llegada de su nuevo álbum. Aunque es el primer hijo en común para ellos, lo cierto es que Orlando ya fue padre junto a su exmujer, la modelo Miranda Kerr hace nueve años.

Inmersos en los preparativos de boda

View this post on Instagram

motley crew 2020

A post shared by Orlando Bloom (@orlandobloom) on

Prometidos desde hace más de un año, su enlace está repleto de dudas. A pesar de que se aseguraba que la boda tendría lugar en el pasado mes de diciembre, no sucedió y ahora de celebrarse, tendría que hacerse por partida doble. Lo que ya nadie duda es de que será un día íntimo y tan solo rodeados de sus seres más queridos.