Kanye West ha estallado al ver cómo Kim Kardashian ha prohibido a sus hijos que vayan con él a misa. No es su única queja pública


Kim Kardashian y Kanye West firmaron un acuerdo de divorcio hace tan solo dos semanas y con ello se pensaba que sus caminos se separaban y, de paso, también los problemas que les mantenían enfrentados. Pero no. Las trifulcas de la pareja siguen vigentes y se recrudecen ahora que el cantante ha querido compartir con sus seguidores la última queja que tiene sobre su exmujer y que llega a modo de ataque. No es la primera vez que el rapero utiliza las plataformas sociales para lanzarle dardos envenenados a la estrella de la televisión estadounidense y empresaria de millonario éxito, pero esta vez ha elevado el tono y es que parece que el hecho de que sus hijos estén en medio de sus diferencias ha supuesto demasiado para su paciencia, que ha terminado por agotarse.

En esta ocasión, Kanye West ha denunciado públicamente que Kim Kardashian le impide que vaya con sus cuatro hijos a la iglesia y compartir con ellos su fe: “A mis hijos no se les permite venir al servicio dominical. Esta es la quinta vez que ella me hace esto, ¿qué te pasa persona sin Dios?, ¿por qué mis hijos no pueden venir a la iglesia?”, se quejaba visiblemente airado el rapero en sus redes sociales para compartir el último punto de enfrentamiento con su ya exmujer, quien parece dispuesta a ponerle trabas a su ex para que disfrute con sus hijos de actos religiosos. Un punto que molesta especialmente al cantante, cuya fe es muy importante en su día a día y desea compartir con sus cuatro vástagos sus principios religiosos.

Los seguidores de la pareja, tanto los suyos como los de Kim Kardashian, han tratado de darles consejos para actuar ante este tipo de diferencias de pareja que, irremediablemente, afectan negativamente a sus hijos. Los pequeños North, Saint, Chicago y Psalm, de 8, 6, 4 y 2 años respectivamente están sufriendo las desavenencias de sus padres y la prohibición de ir a misa los domingos con el cantante es tan solo un capítulo más en su particular guerra tras su ruptura. También se compartió por redes sociales el descontento de Kanye West al ver cómo su hija North, de tan solo 8 años, tiene su propia cuenta en Tik Tok.

Kim Kardashian North West
Foto: Redes sociales

Una queja pública que terminó con Kim Kardashian estallando para defender su papel como madre y el contenido que comparte de su hija en redes sociales: “Como principal proveedora y cuidadora hago lo mejor para protegerla. Esos vídeos le permiten que exprese su creatividad y eso le hace feliz, además de que están supervisados por un adulto”, respondió tajante, para añadir de que si algo podría hacer daño a su hija serían los constantes insultos que su padre le está dedicando a su madre públicamente: “El divorcio ya es lo suficientemente difícil para nuestros hijos como para que la obsesión de Kanye West por tratar de controlar y manipular la situación de manera tan negativa y pública le cause más dolor a todos”, decía ante sus 290 millones de seguidores en todo el mundo.

¿Por qué se separaron Kim Kardashian y Kanye West?

La influencer dijo que se sentía sola porque Kanye viajaba mucho. Que al principio no le dio importancia, pero con el paso de los años le ha pasado factura