Tras cuatro años de relación (dos de ellos comprometidos), la pareja ha tomado la decisión de seguir sus vidas por caminos diferentes.


Se les acabó el amor de tanto usarlo. Después de cuatro años de relación (dos de ellos comprometidos), Jennifer López y Álex Rodríguez han puesto fin a su relación. La pareja ha tomado la decisión de seguir sus vidas por caminos distintos después de que la sombra de la infidelidad sobrevolara por la pareja.

Gtres

Fuentes cercanas a la pareja han confirmado que desde hace algunas semanas tanto Jennifer como Álex están haciendo vidas separadas. En concreto, la revista ‘People’, indice en que el deportista está en Miami centrado en prepararse para la próxima temporada de béisbol, mientras que la cantante está en República Dominicana grabando su próxima película.

Aunque por el momento se desconocen los motivos exactos que han propiciado la ruptura, lo cierto es que las informaciones que apuntaban a una posible infidelidad de Rodríguez hacia la actriz habrían propiciado que se truncaran los planes de futuro de la pareja. En concreto, Madison LeCroy, una de las participantes del reality ‘Southern Charm’, salió a la palestra para confirmar que había mantenido un romance secreto con el deportista. “Hemos hablado por teléfono, esa es la verdad, pero nunca ha habido nada físico, nunca hemos tenido nada de nada. Solo es un conocido. Nunca engañó físicamente a su prometida conmigo», explicaba la joven haciendo hincapié en que tan solo mantuvo contacto virtual con el que iba a ser el marido de Jennifer López.

Unas conversaciones inocentes de las que ni Jennifer López ni Álex Rodríguez han querido hablar de manera pública, aunque, según amigos cercanos a ambos, hicieron mucho daño a la pareja. En concreto, tal y como publica ‘People’, su relación no era del color de rosas. «Han tenido altibajos durante casi tres meses. Ellos han intentado mantenerse tranquilos y calmados por los niños pero todos sabíamos que no iba a funcionar. Se iban a comprar una mansión y al final no ocurrió. Todos sus amigos en Miami conocían los problemas de la pareja», cuentan a la revista estadounidense.

La cuarentena, otro de los problemas de la pareja

Foto: Instagram

Además de la sombra de infidelidad, los problemas de la pareja parece que fueron incrementando a raíz de la situación de emergencia sanitaria. En concreto, tal y como cuenta la revista estadounidense, tanto Jennifer López y Álex Rodríguez comenzaron a ir a terapia debido a las continuas discusiones que protagonizaban durante la cuarentena. La pandemia trastocó sus planes de boda y la cantante no dudaba en reconocer que durante estos meses habían tratado de intentar trabajar en su relación.

A pesar de que los rumores de la ruptura han sido constantes en las últimas horas, ninguno de los dos protagonistas se ha pronunciado al respecto. Aunque, echando la vista atrás, no es la primera vez que Jennifer López toma la decisión de cancelar su boda con Álex Rodríguez. En concreto, en abril de 2019, la actriz cancelaba sus planes de boda a la espera de que su pareja aclarara todos los comentarios sobre otra posible infidelidad. “Ellos no están discutiendo ni nada de eso, pero ella ha aprovechado el hecho de que tienen mucho trabajo para dejar las cosas así, como están, sin boda”, dijeron por entonces unos amigos de la pareja.