El acoso al que se ha visto sometida Meghan Markle desde que se conoció su romance con el príncipe Harry ha llegado a extremos insospechados. Se han publicado desde cartas de la duquesa de Sussex a su padre, con manipulaciones despiadadas, hasta se le ha pinchado el teléfono móvil para captar sus mensajes privados. Cuestiones que están ya en los tribunales tras demandarse primer a un medio y luego a otros dos. Eso sí, Meghan Markle sigue sintiéndose desamparada, pese a contar con el apoyo público de Hillary Clinton o Kim Kardashian, entre otros.

La última en mostrar su solidaridad con Meghan Markle, al entender por el calvario por el que atraviesa, ha sido Hillary Clinton. La mujer del expresidente de Estados Unidos y aspirante a la Casa Blanca en las últimas elecciones ha concedido una entrevista a ‘The Sunday Times’ en la que ha defendido a la esposa del príncipe Harry de los ataques recibidos en los últimos meses, pese a que tan solo la conoce por lo que ha podido ver y leer de ella en los medios.

Fin del acoso: Meghan demanda a la prensa para no sufrir el calvario de Lady Di

“La forma en que ha sido tratada es inexplicable. Si se debe a su raza, debería avergonzar a todos. Y creo que en parte ha sido por eso”, sentencia Hillary Clinton. Una creencia que comparte con su hija, Chelsea Clinton, que también ha tratado en público lo que piensa de Meghan Markle: “Antes de casarse con el príncipe Harry, ella tuvo una carrera y tiene una voz que afortunadamente sigue usando. Cualquiera que tenga la temeridad de romper el molde establecido recibe críticas y una bilis que no entiendo. Hemos visto este patrón recientemente. No la conozco, pero la respeto y agradezco que no se doblegue y no esté dispuesta a dejarse intimidar”.

Lo mismo sucede en el caso de Kim Kardashian, que defiende la decisión de Meghan Markle y el príncipe Harry de demandar a los medios que se han metido con malas artes en su vida privada: “Creo que cada cual es libre de tomar sus propias decisiones. Nadie es perfecto. Yo no lo soy y ellos no lo son. No conozco quien lo sea. Me encanta y valoro el hecho de que presten tanta atención a movimientos tan importantes que deben suceder y a cosas que realmente les apasionan, porque están cambiando el mundo”, sentencia.