Son muchas las personas que tienen miedo a volar. Ponerse a varios kilómetros de altura causa, cuanto menos, respeto, y más si no se tienen buenas experiencias durante los vuelos, tal y como le ha pasado a Elton John.

El cantante Elton John vivió el pasado martes su peor pesadilla cuando se dirigía desde Reino Unido a Nueva York para dar un concierto en el Madison Square Garden. Por la mañana se montó en su avión privado sin saber lo que ocurriría poco después de despegar.

Durante el vuelo hubo un problema hidráulico en el avión y el piloto se vio obligado a dar media vuelta cerca de la costa sur de Irlanda, cuando llevaban una hora de vuelo aproximadamente y estaban a unos 3.000 metros de altura. Sin embargo, había fuertes rachas de viento, de más de 130 kilómetros por hora, que hicieron que el jet privado tuviera que abortar dos veces el aterrizaje. Mientras, las ambulancias y los bomberos esperaban en el aeropuerto de Farnborough, una localidad al sudeste de Inglaterra.

«El avión no paraba de tambalearse por el viento y no pudo aterrizar. Fue horrible verlo», dijo un testigo al periódico The Sun.

Philip Thomson, otro testigo, asegura que todas las personas que había en el aeropuerto enmudecieron cuando vieron que el jet privado estaba en peligro. «El avión se zarandeaba y era incapaz de aterrizar», explica Thomson. «La parte delantera del avión estaba casi en vertical. El avión estaba descendiendo y estaba a medio camino de la pista de aterrizaje cuando el piloto desistió en su intento de aterrizar. Entonces, se elevó de nuevo», relata el testigo, que todavía demostraba el asombro con el que vivió los acontecimientos.

«Cuando la gente supo que dentro del avión se encontraba Elton John, empezó a cundir el pánico. Y se pusieron más nerviosos todavía cuando el avión volvió a intentar aterrizar una segunda vez, pero no lo consiguió tampoco por culpa de la tormenta», sigue contando Philip Thomson.

Gtres

En su descripción de los hechos, Thomson detalla que el avión no consiguió aterrizar hasta el tercer intento, cuando el piloto intentó descender de manera más horizontal y el viento había disminuido ligeramente.

El show debía continuar

La noche del martes y del miércoles, Elton John tenía programados conciertos en el Madison Square Garden de Nueva York. Pero ni siquiera la experiencia de un vuelo que casi podría haber acabado con su vida lo detuvo.

A pesar de lo que había vivido esa mañana, Elton John decidió coger otro vuelo con destino Nueva York. El cantante de «Your Song» no quería decepcionar a sus fans, que lo esperaban para verlo en el concierto de su gira Farewell Yellow Brick Road Tour.

Y el espectáculo no decepcionó a los asistentes. John cautivó a los neoyorkinos en el Madison Square Garden, tocando tanto tus éxitos de toda la vida, como las canciones de su último álbum, The Lockdown Sessions, que fue lanzado en 2021. Las redes sociales se llenaron de comentarios positivos y elogios al cantante, que a pesar de no haber tenido precisamente un buen día, lo había dado todo sobre el escenario.

Más de tres años de gira

La serie de conciertos del Farewell Yellow Brick Road Tour comenzó en septiembre de 2018. Es una de las giras más importantes de toda la trayectoria de Elton John, pues con ella pretende despedirse de las giras mundiales. Eso sí, este tour se está alargando más de lo que tenía planeado el cantante de 74 años, ya que en 2020 tuvo que suspenderlo por la pandemia de la Covid-19.

Gtres

Además, Elton John (nacido como Reginald Kenneth Dwight) tuvo que retrasar su regreso a las tablas del escenario un poco más porque tenía que recuperarse de una operación de cadera, tras haberse lesionado cuando se cayó sobre una superficie dura. Al principio trató de aliviar la lesión con fisioterapia y algunos tratamientos especializados, pero viendo que el dolor no remitía, tuvo que entrar a quirófano.

Ahora, ya entrados en 2022 y con un Elton John casi en perfectas condiciones, han comenzado los conciertos. Desde el pasado 19 de enero (y con otro parón por dar positivo en coronavirus), el cantante y su equipo llenan estadios y salas de conciertos. Y así seguirán hasta julio de 2023, cuando está previsto que finalice la gira.