Drew Barrymore se ha sincerado sobre tener citas siendo madre soltera. La actriz ha lamentado las dificultades que tiene para conocer gente nueva.


Drew Barrymore y Will Kopelman se divorciaron hace ya casi 6 años. Este hecho supuso un momento muy difícil en la vida de la actriz, que, al fin y al cabo, se estaba separando del que es el padre de sus hijas.

En una entrevista en diciembre de 2021, la que fue la niña de E.T. confesó que en el proceso de separación buscó ayuda psicológica: «Pasé por un divorcio muy doloroso y no me sentía bien«. Desde un primer momento, su principal preocupación eran sus hijas. «Yo tenía dos hijas pequeñas por las que luchar y necesitaba ayuda, así que empecé a acercarme a otras personas y a hacer cambios radicales en mi vida», recuerda Barrymore.

No obstante, aunque el divorcio resultó doloroso, no quiso que sus hijas dejaran de ver a su padre, de modo que tomaron la decisión de permanecer unidos para que sus hijas tuvieran la familia que ella no había podido tener. Así, ella y Kopelman mantienen una buena relación, sobre todo por sus hijas.

Drew Barrymore y sus hijas Olive y Frankie / Gtres

Ahora, la actriz ha puesto sobre la mesa el debate de tener citas siendo madre soltera en el programa Queer Eye de Bobby Berk. «¿Sabes? No sé que hacer con mis hijas. Tengo dos niñas pequeñas y siento que no quiero traer a gente a casa. Creo que tardaría mucho tiempo en conocer a alguien totalmente antes de poder presentárselo a mis hijas«, declaró la actriz entre lágrimas, emocionándose al dejar salir de ella esa inquietud que seguro muchas madres solteras comparten con ella.

En esa misma entrevista, Barrymore ha contado que lleva seis años soltera, pero desde hace dos está teniendo alguna cita ocasional. «Tardé cuatro años en dar un paso adelante. Cada persona pasa por un proceso distinto… y luego llega una pandemia», bromeó Drew, que, como muchas otras personas, ha visto cómo la crisis por la Covid-19 ha restringido sus movimientos y ha tenido que cambiar la forma en la que se relaciona con los demás.

Por último, la actriz, que tiene 46 años, aseguró que nunca más se volvería a casar, aunque sí se iría a vivir con alguien y haría vida en común con esa persona. Tras tres matrimonios fallidos, Drew Barrymore se niega a volver a pasar por el altar.

Como era de esperar, la actriz ha recibido muchísimo apoyo en las redes sociales, tanto por parte de madres solteras que sienten sus mismos miedos e inseguridades, como por otras personas que entienden sus sentimientos. Criar a unos hijos no es fácil, y que Drew haya mostrado esas preocupaciones se ha visto como una muestra de sinceridad total por su parte. Sus seguidores la han tranquilizado, enviándole mensajes diciéndole que es muy buena madre por tener tan presentes a sus hijas.

Un largo historial de citas… hasta que fue madre

La primera relación que se conoció de Drew Barrymore fue en 1991 cuando se comprometió con un chico llamado Leland.

De 1992 a 1993 estuvo comprometida con el actor y cantante Jamie Walters.

Tan solo un año después, en marzo de 1994, se casó con Jeremy Thomas, el dueño de un bar de Los Ángeles. Se divorciaron apenas dos meses después.

A finales de 1994 empezó a salir con el guitarrista de Hole Eric Erlandson.

En julio del año 2000 se casó con el cómico Tom Green y se divorciaron en diciembre del año siguiente.

Tom Green y Drew Barrymore / Gtres

En 2002 empezó a salir con el batería de The Strokes Fabrizio Moretti tras conocerlo en un concierto. Terminaron en enero de 2007, siendo la relación más larga de Barrymore hasta esa fecha.

A pesar de que en 2003 la actriz declaró ser bisexual, no ha salido a la luz ninguna relación suya con una mujer.

Después empezó a salir con el actor Justin Long, con quien rompió en julio de 2008.

En tres años no se le conocieron relaciones, hasta que en 2011 inició una con el consultor de arte Will Kopelman. Se casaron en junio de 2012 y fue con él con quien tuvo a sus dos hijas, Olive (nacida en 2012) y Frankie (nacida en 2014). La pareja terminó su relación en el verano de 2016.

Will Kopelman y Drew Barrymore con sus hijas / Gtres

Desde entonces Drew no ha vuelto a tener ninguna relación, tal vez porque desde que tuvo a sus hijas ha tenido ese sentimiento de sobreprotección con ellas. Ojalá la actriz pronto se sienta en la libertad de conocer a alguien y abrirse de nuevo completamente.