La crisis del coronavirus se ha cebado con la imagen pública de Cristiano Ronaldo, coronado como un héroe por una falsa noticia y condenado después cuando se ha confirmado que se trata de un bulo. Mientras tanto, él sigue en cuarentena con su familia en Madeira


Las redes sociales están dando muchos quebraderos de cabeza a las autoridades de todo el mundo y es que se han convirtiendo en otro peligroso foco de contagio. Esta vez no de coronavirus, la pandemia que mantiene recluida en sus casa a la población de medio planeta, sino de bulos y artículos de desinformación que tan solo buscan propagar el miedo y la ansiedad ante una crisis que comienza ahora a perfilarse y que tardaremos meses en atajar. Un problema que nos afecta a todos, pero que acaba de hacer especial daño a la imagen pública de Cristino Ronaldo, dado que después de encumbrarle como un héroe en las redes sociales por una supuesta dotación al gobierno portugués, ha pasado a ser un villano tras confirmarse que la noticia que todo el mundo aplaudía era tan solo un malicioso bulo.

Las noticias falsas están pululando por las redes sociales a sus anchas, como si de otro virus se tratase. Las autoridades de todos los países ya advierten de la peligrosidad de propagar estas desinformaciones, pidiendo a la población que tan solo cuenten con fuentes institucionales para informarse sobre el avance y las medidas contra el coronavirus. También no compartir aquellas noticias que nos llegan a nuestro móvil y que no han sido confirmadas, para no caer en el error –y ahora delito en pleno estado de alarma- de compartir información falsa, como la que ha estado circulando estos días sobre la cadena de hoteles liderada por Cristiano Ronaldo.

No solo en las redes sociales se ha dado por cierto el bulo que afecta directamente a Cristino Ronaldo, sino que también medios de todo el mundo se han hecho eco de la noticia como si fuese cierta, ayudando a su propagación viral. La noticia falsa de que el jugador de fútbol habría decidido ceder sus hoteles en suelo portugués –por ahora serían tan solo dos- para convertirlos en centros de tratamiento, curación y cuarentena de enfermos infectados por coronavirus ha hecho mucho ruido.

1Cristiano Ronaldo no acogerá enfermos de coronavirus

Muchos han sido los que han alimentado la propagación de esta falacia al aplaudir la iniciativa de su ídolo. Sin embargo, pronto las tornas han girado cuando se ha comprobado que no es así, que Cristiano Ronaldo ha cerrado a cal y canto sus hoteles no solo para sus clientes, sino también para las autoridades sanitarias de su país, le han convertido sin motivo alguno en villano. El hecho de no hacer lo que muchos creían que iba a hacer le convierten en el malo de una película inventada por otros, cuando en Portugal hay miles de hoteles distintos y ninguno ha contribuido a batallar el coronavirus cediendo sus negocios. Eso sí, todos señalan a Cristiano Ronaldo por ser el más popular y mediático de todos los propietarios hoteleros.

Además, el bulo sobre los hoteles Pestana con los que colabora Cristiano Ronaldo también añadía que el jugador se haría cargo personalmente de todos los gastos. Unos gastos que serían millonarios, dado que incluía supuestamente el acondicionamiento de los hoteles para acoger el material médico y para asegurar las medidas de contención exigidas por esta pandemia. Estas reformas millonarias tendrían lugar, según el bulo ya desmentido, en los hoteles levantados en Lisboa y Madeira, a la espera de que el jugador termine de perfilar los detalles al hotel que estaba preparando en plena Gran Vía de Madrid.

Pese a todo lo que se haya dicho y que en sí no sería una mala idea para ayudar al gobierno de su país a combatir la crisis por el coronavirus, todo esto es falso. Cristiano Ronaldo no va a ceder sus hoteles para combatir la pandemia, así como tampoco tiene pensado hacerse cargo de los gastos médicos para asegurar la contención del virus en su país desde sus hoteles. Desde el entorno más cercano al jugador luso ya han desmentido dicha posibilidad, asegurando que es “desorbitado”.

Mientras tanto, Cristiano Ronaldo continúa confinado en su casa de Madeira recluido con Georgina Rodríguez y sus cuatro hijos. Se encuentra en su tierra natal porque días antes de declararse el estado de alarma en Portugal y de que el coronavirus tuviese la categoría de pandemia global, la madre del jugador, Dolores Aveiro, sufrió un derrame cerebral que le ha mantenido en cuidados intensivos durante varios días. Eso sí, por ahora esta cuarentena también le separa de su madre, quien se ha convertido en una persona de alto riesgo por coronavirus al presentar patologías que se complicarían si resultase contagiada. Y es que Daniel Rugani, uno de sus compañeros de vestuario, ha dado positivo en el test del coronavirus, por lo que su cuarentena es obligatoria, al tener muchas posibilidades de haber sido contagiado.