Cayetano Martínez de Irujo ha acudido al besamanos del Cristo de los Gitanos junto a su pareja, Bárbara Mirtjan, y su ex mujer, Genoveva Casanova.


Es un día importante para la familia de la duquesa de Alba. Cayetano Martínez de Irujo se ha reunido este Jueves Santo con su pareja, Bárbara Mirtjan, y su exmujer, Genoveva Casanova, para acudir al besamanos del Cristo de los Gitanos en Sevilla, que sale esta Madrugada en la capital hispalense. No han faltado a esta cita sus hijos, Luis y Amina, que este año salen por primera vez de nazarenos en esta Hermandad. 

Él mismo ha hablado con la prensa a su llegada a la iglesia de cómo están viviendo este día tan grande después de dos años sin haber procesiones: «Aquí estamos disfrutando de la Semana Santa cuando desgraciadamente en otras partes del mundo están sufriendo. Le pido salud al cristo de los Gitanos y a ver si ayuda a parar los genocidios que hay en el mundo», empieza diciendo con emoción.

Acompañados de sus hijos ha acudido a la iglesia de los Gitanos, que se encuentra muy cerca del Palacio de Dueñas de Sevilla. No ha podido evitar acordarse de su madre: «Para nosotros esta hermandad es la obra de mi madre. Esta fue la obra de su vida, la obra personal de su vida. Está ahí enterrada, para nosotros es un día especial. Vamos a salir delante del Cristo mis dos hijos y yo», termina diciendo.

Cayetano disfruta de un día importante para su familia

Vídeo: Europa Press.

Están siendo unos días increíbles para Cayetano Martínez de Irujo, que no ha dudado en vivir la Semana Santa en Sevilla. Reconoce que se le han hecho largos estos dos años: «Sí, aquí unos días que viene bien. Después de todo lo que estamos pasando es bonito ver las imágenes y la parte religiosa a ver si se mejora el mundo. Venimos de dos años con mucho sufrimiento. Los que estamos aquí somos unos privilegiados porque el resto del mundo lo está pasando fatal. Tengo mucha conciencia con eso. Tuve mucha relación con Siria, y ahora este asesino está haciendo lo mismo en Ucrania. Ahora se dan cuenta de lo que hizo en Siria. Salía en tv denunciando la masacre de Siria, por parte de este Putin, que es un asesino y un enfermo mental, y nadie hacía caso», comenta.

Después de una etapa complicada de salud, Cayetano no duda en tranquilizar a todos cuando le preguntan por cómo se encuentra: «Gracias a Dios, bien. Me pusieron la malla que está completa. La última operación fue hace dos años y pico y gracias a Dios está funcionando muy bien».