‘De Cayetano a Cayetana’, el libro en el que Cayetano Martínez de Irujo desvela algunos de los episodios más complicados de su vida, no solo le ha traído alguna que otra complicación, sobre todo en lo que respecta a la relación con sus hermanos, sino también muchas alegrías. Este martes, el duque de Salvatierra ha firmado el ejemplar en Madrid, donde ha llegado con una gran sonrisa en parte provocada porque el título va ya por su séptima edición. Pero no solo por eso.

Cayetano Martínez de Irujo ha firmado su libro durante varias horas

Cayetano Martínez de Irujo

Entre los miles de personas que se han leído sus aplaudidas memorias, hay una persona que a Cayetano le ha hecho especial ilusión que conociera algunos episodios de su vida: Amancio Ortega. «He saltado en La Coruña y he tenido el privilegio de sentarme a saludar y charlar un ratito con Amancio Ortega que para mí es una persona… No hace falta decirlo, ¿no? Le mandé un libro, se lo dediqué y se lo había leído», ha contado con orgullo y emoción.

Cayetano Martínez de Irujo se rompe una costilla: la mala suerte le persigue

Amancio no es el único que se lo ha leído. Su hijo Luis ha terminado por bañarse también sus páginas. «Luis ya ha leído mi libro. Le sorprende la vida tan difícil que he tenido», ha dicho Cayetano, que en su última aparición pública había contado que su hijo todavía no se lo había leído.

Sobre el ejemplar, que le ha llevado de gira por las principales ciudades españolas, solo puede decir cosas buenas. «Este libro, sin duda, ha sido una terapia, no lo hice con ningún objetivo, me salió hacerlo y la verdad es que estoy muy contento», ha sentenciado Cayetano que, pese al éxito, no tiene intención de ponerse de nuevo delante de las teclas, «no me animo a un segundo libro, no. Yo con este tengo bastante, no quiero… Escribir un libro no es lo mío, para este he hecho un esfuerzo muy grande».