El 13 de mayo falleció Álex Lequio tras una batalla contra el cáncer. Seis meses después, su novia, Carolina Monje, ha querido escapar para desconectar


Hace justo seis meses que falleció Álex Lequio tras una larga lucha contra el cáncer que no pudo superar. El joven dejó atrás una vida repleta de planes a nivel profesional y personal. A su lado estuvieron sus padres, Ana Obregón y Alessandro Lequio, y su novia, Carolina Monje, que no se separó ni un solo momento de su pareja y estuvo junto a él hasta el momento final. Una joven destrozada que ha visto como se iba apagando el gran amor de su vida. Ahora, la barcelonesa intenta retomar, en la medida de lo posible, su vida. Coincidiendo con el aniversario de su fallecimiento, Carolina Monje ha querido desconectar y ha hecho una escapada hasta Ibiza junto a un grupo de amigos.

Carolina Monje está pasando estos días de desconexión con su perrito

La joven no ha querido viajar sola hasta la isla pitusa. Además de un grupo de amigos, que se han volcado con ella en los momentos tan complicados que está atravesando, también ha viajado con su mascota, su perrito Boby Puchum, que adoptó con el propio Álex Lequio. Los tres formaron una familia preciosa y vivieron una temporada todos juntos en un piso en Madrid. Ahora, Carolina se ha quedado con el perrito que le acompaña a todos los lugares.

De hecho, el pasado mes de agosto, precisamente cuando se cumplía un año que adoptaron al cachorro, Carolina Monje quiso recordarlo en su perfil de Instagram con una bonita imagen de Álex y ella junto al cachorro en la tienda de animales. «Hoy hace 1 añito desde el maravilloso día que te adoptamos ❤️ Gracias por tanto @bobypuchum 🐶💛
Te queremos», escribía en la mencionada publicación.

Como hemos dicho anteriormente, Carolina Monje está pasando unos días de desconexión en la isla pitusa, uno de sus lugares favoritos. Buceando por su perfil de Instagram hemos visto que es un destino al que ha viajado en multitud de ocasiones. Ahora, este se ha convertido en su refugio justo en una fecha tan señalada como es el día del aniversario de su fallecimiento. Carolina Monje está aprovechando estos días en Ibiza para desconectar y recargar las pilas antes de volver a casa y seguir dedicándose en cuerpo y alma a su proyecto profesional.

Carolina Monje publicó una fotografía dando un paseo por las montañas de Ibiza acompañada de un grupo de amigos. De hecho, todos se encuentra hospedados en una espectacular mansión donde pasar y disfrutar allí de sus días de retiro. Una espectacular villa con vistas tanto a la montaña como al mar, por lo que es el lugar perfecto para desconectar, descansar y recargar las pilas de cara a la vuelta al trabajo. Unos días de retiro que sentirán genial a Carolina Monje y servirán de terapia para afrontar el duelo.