La novia de Diego Matamoros ha explicado que está acompañada en todo momento y espera que la Policía encuentre a los delincuentes.


El pasado jueves, Carla Barber sufrió uno de los episodios más desagradables de su vida después de que fuera asaltada brutalmente por unos individuos. Minutos después de que quedara inconsciente en el suelo, la cirujana pudo recobrar el sentido y salir a correr detrás de los asaltantes. Gracias a su valentía, la novia de Diego Matamoros pudo hacerse con la matrícula, modelo y color del coche en el que salieron huyendo.

Unos días después de los hechos, la canaria ha roto su silencio en redes sociales y ha dejado claro que se encuentra muy tranquila y acompañada. Además, hace hincapié en que confía en el trabajo de las autoridades para identificar a los individuos.

«Volvería a correr tras mis agresores, como lo hice después de recuperar el conocimiento, una y otra vez. Espero que la policía atrape a estos delincuentes. Gracias por los mensajes de cariño y apoyo. Estoy en casa, arropada y acompañada en todo momento«, ha escrito Carla Barber en sus redes sociales junto a una imagen en la que aparece junto a su madre.

Aún recuperándose del susto, su chico se sentaba anoche en ‘Sábado deluxe’ para explicar cómo se encontraba y desvelar qué es lo que se consiguieron llevar los agresores. En concreto, estos se hicieron con un reloj de lujo valorado en 30.000 euros, un móvil de 800 euros, además de joyas personales y un bolso de firma suyo precio oscila entorno a los mil euros.

La Policía está investigando los hechos y le ha pedido a Carla Barber y a sus allegados que mantengan en secreto cómo avanzan las investigaciones. De la misma forma, durante su intervención en el programa de Telecinco, el hijo de Kiko Matamoros explicaba que tras el desagradable episodio fue la madre de la cirujana quien le llamó para contarle lo ocurrido puesto que él se encontraba a las afuera de Madrid haciendo unos recados. De la misma forma, reconoce que su novia no lo está pasando nada bien y se ha mostrado enfadado con todos aquellos que cuestionen su testimonio. «Me parece increíble que se dude de ella», indica.

Finalmente, en su reaparición en redes sociales, Carla Barber ha querido lanzar una reflexión y ha hecho suyas las palabras de María Teresa de Calcuta: «Yo sola no puedo cambiar el mundo, pero puedo lanzar una piedra al agua para crear muchas ondas».

Así transcurrieron los hechos

Carla Barber

“Anoche al entrar en mi portal dos chicos me estaban esperando dentro escondidos. Al subir las escaleras me atacaron por la espalda y me hicieron la llave del ‘mata león’ hasta dejarme inconsciente al cortar el riego sanguíneo a mi cerebro presionando la arteria carótida”, explicaba. Con un relato estremecedor, la novia de Diego Matamoros aseguraba que no sabía cuánto tiempo había estado inconsciente, pero consiguió levantarse y salir a la calle gritando. Un enorme susto que ha provocado que sus familiares estén más cerca que nunca con ella.

Se trata de un ataque que ha dejado leves secuelas en la cirujana. A pesar de la gravedad del asunto y de que los asaltantes consiguiera llevarse alguna que otra pertenencia, lo cierto es que la canaria da las gracias por seguir viva. «Estoy bien. Tengo lesiones en cuello y lengua y dolor al tragar y al hablar. Lo extraído (joyas y bolso) carece de importancia, al fin y al cabo es solo dinero«, recalcaba.

Un día después, era Kiko Matamoros quien daba un poco más de luz al asunto y no dudada en mandarle un cariñoso mensaje a la novia de su hijo: «Estaban esperando en el portal de su casa, o sea que sabían exactamente dónde vivían. La policía puede tener sospechas por dónde vienen los tiros. Me parece que ella ha demostrado el perfil que es de mujer fuerte, por su reacción, porque otro se viene abajo. Que estén tranquilos, porque Carla tiene razón, lo perdido son cosas materiales, y ahora se trata de esclarecerlo todo».