Después de confirmar su amistad especial con Bigote Arrocet, Bárbara Rey se ha sentado este sábado en el ‘Deluxe’ para contar toda la verdad sobre esta relación y cómo pasó el fin de año junto a él. En concreto, la exvedette, sin dar ningún tipo de rodeos, ha reconocido que se siente engañada por el exconcursante de ‘Secret Story’.

Telecinco
Telecinco

Pocos segundos después de sentarse en ‘Sábado deluxe’, Bárbara Rey ha dejado muy claro que Bigote Arrocet no es su pareja. Eso sí, ha insistido en que hace unas semanas podría haber contestado de forma afirmativa. «Ya no. No soy tonta y a nivel sentimientos soy sensible. En algunas cosas Bigote me ha decepcionado, seguirá siendo mi amigo, pero ya no será como antes«, explica y deja claro que el humorista no se ha llevado su dinero.

Sin ningún tipo de pelos en la lengua, la madre de Sofía Cristo ha querido ir un paso más allá y ha confirmado que aunque no durmieran juntos en Nochevieja, si mantuvieran una relación íntima: «Edmundo no durmió conmigo, lo hizo en la habitación de al lado. No hace falta hacer el amor, se pueden hacer otras cosas… Algo sí pasó, pero yo esperaba más después». Echando la vista atrás, la invitada al ‘Deluxe’ reconoce que ambos comenzaron a tontear y a tener más relación a raíz del paso del humorista por ‘Secret Story’, aunque insiste en que ya guardaban una estrecha relación en el pasado.

Bárbara Rey pide la vuelta del rey Juan Carlos

Como viene siendo habitual en sus entrevistas en ‘Sábado deluxe’, Bárbara Rey no ha querido entrar en detalles sobre el rey Juan Carlos y ha querido dar la cara por él pidiendo su vuelta a España. «Los medios se están pasando con él, creo que debería volver«, comenta. Sobre las cuentas pendientes que tiene el padre del rey Felipe, la invitada al programa de Telecinco ha admitido que no es conocedora de las cosas que ha hecho mal y por eso prefiere recordar todo lo bueno que ha hecho por el país. «Soy partidaria de que él vuelva, os estáis pasando en la forma en la que le estáis tratando, es como si hubiera caído en saco roto y hay que recordarlo. Con el rey emérito al país le iba mucho mejor», admite.

Sobre el tema del momento, Bárbara Rey ha reconocido haber sentido en el pasado alguna simpatía hacia Iñaki Urdangarin, aunque se ha sorprendido al ver las imágenes en las que aparece paseando de la mano con su compañera de trabajo, Ainhoa Armentia. Eso sí, confiesa que le ha sentado mal ver las fotografías en cuestión: «Las cosas no se pueden hacer así tan mal, puede haber problemas de matrimonio. La infanta Cristina ha estado enamoradísima de este hombre e incluso lo seguirá estando».