Antonio David Flores ha aterrizado en ‘Sálvame‘ en un momento convulso para el entorno de su ex, Rocío Carrasco. La sorprendente e inesperada separación de María Teresa Campos y Edmundo Arrocet ha puesto al entorno más cercano de la hija mayor de Rocío Jurado en el candelero y el ex Guardia Civil se ha enfrentado a todos los que sienten pena por la veterana presentadora.

Lo que Rociíto ha ganado en su año más mediático

Según el exgran hermano «Aquí el aprovechado es el señor Edmundo, que cabe la posibilidad, pero vuelvo a repetir que para María Teresa no ha sido un amor, ha sido un trofeo. María Teresa se ha paseado con un señor con muy buena planta durante 6 años y cuando resulta que esta señora no le ha permitido ni lo más mínimo, ni le ha perdonado nada…». Ante tal afirmación Kike Calleja no pudo evitar intervenir para defender a quien durante un tiempo fue su suegra y lo hizo con ironía remarcando que «fuera él quien hablaba de trofeos».

Chelo García Cortés también acusó al ex de Rociíto de estar hablando «sin saber», lo que provocó que Antonio David Flores estallase y se levantase gritando que estaba cansado: «Estoy harto de los pelotas de María Teresa, porque este señor  me está acusando a mí de yo no sé qué tontería y yo todavía no le he echado en cara su relación con Terelu Campos.»

Calleja volvió a insistir, acusando al padre de Rocío Flores de estar opinando sin haber vivido la relación de cerca, algo que hizo que él se explicase con detalle. «Durante 6 años este señor ha estado con la una y con la otra… y ¿pensáis que María Teresa se ha caído de una higuera? Ella tiene más kilómetros que todos vosotros y si lo ha aguantado en su casa y lo ha mantenido como estáis diciendo es porque ha querido. Porque a la señora le venía bien, por compañía, por lo que fuera. Y eso no se le puede recriminar a la señora Campos. Que ella haga lo que le de la gana. Lo que no soporto es que vengáis diciendo pobre señora que no se ha dado cuenta… ahora el culpable es él, y tampoco es eso hombre.»