Anita Matamoros ha revelado en sus redes sociales que ha tenido que ser intervenida de urgencia por un problema con su operación de pecho.


Anita Matamoros estaba en boca de todos después de que se conociera la nula relación que tiene con su padre, Kiko Matamoros. La joven, al parecer, no se había puesto en contacto con su progenitor tras la pancreatitis que le llevó al hospital en varias ocasiones, sin embargo, según ha revelado ella misma también está haciendo frente a un problema de salud que le ha mantenido en vilo en los últimos días. A pesar de que ninguno de sus seguidores fuera consciente de qué estaba pasando el día de su cumpleaños, la influencer ha revelado en su Instagram este miércoles ‘la pesadilla’ a la que se enfrentó el 28 de julio. Y es que horas antes de la fiesta que le organizaron sus mejores amigos, tuvo que acudir al médico que le operó por segunda vez el pecho. «La mala suerte me persigue», comienza diciendo en un vídeo de IGTV.

«Me operé el pecho el 1 de junio por segunda vez y estaba súper contenta. Me hice una mastopexia y un aumento con prótesis…Se estaba curando súper bien y yo estaba muy contenta hasta que me fui de viaje y se me empezaron a abrir las heridas. Al rededor de las heridas en la aureola, como a infectarse. Cada vez tenía más heridas, fui al médico y me dijo que me echara unas cremas. Mejoró bastante, pero el día de mi cumpleaños me desperté con un moratón y como a la hora de comer empezó a salir líquido y se hizo un agujero. No entendíamos nada, a mi no me dolía nada…Me asusté muchísimo«, explica Anita. En este vídeo está tranquila, a pesar de los difíciles momentos que vivió hace algunos días, pues, por fin, todo ha pasado.

anita matamoros

La joven de 20 años actualmente se encuentra bien y, por el momento, no tiene intención de pasar más veces por quirófano. «Se me infectó la prótesis y me dijeron que me tenían que quitar una y la otra no. Fuimos a urgencias y me hicieron un cultivo…el resultado era que las heridas eran unos estafilococos, algo habitual. Todo empezó porque, de alguna manera, mi cuerpo rechazó los puntos. Ahora me han puesto otros diferentes», añade. Fue horas después de su cumpleaños cuando se desplazó al hospital en el que debían intervenirla. «Al día siguiente me metieron a quirófano y cuando me desperté de la anestesia me fui a mi casa», comenta.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una mañanita rodeada de mar, brisa y amigos✨💛

Una publicación compartida de ANITA (@_anitamatamoros) el

La tercera operación ha sido distinta. Si bien la primera fue una reducción de pecho y la segunda una mastopexia con prótesis, esta última ha sido para retirarle los implantes. «Vio tan turbio el tema que me quitó las dos prótesis. No tuve ningún problema de posoperatorio. Ahora no tengo pecho, tengo muy poquito…cosa que me encanta. Me iba a poner las prótesis el mes que viene y sinceramente ya no sé si me las pondré. Ahora están monísimas y redonditas. Todo queda bien», asegura la hija de Makoke y Kiko Matamoros. De este modo, Anita está sana y no ha sufrido ningún dolor después de su intervención estética, por lo que después de operarse no ha tenido que guardar ningún reposo y puede seguir con su verano habitual.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida de ANITA (@_anitamatamoros) el

Anita ha vuelto a confiar una vez más en el mismo cirujano que operó a su madre, Makoke, cuando hace algunos meses se sometió a una operación de pecho. Parece que, a pesar de estos contratiempos, Anita está muy satisfecha tanto con él como con su reacción con los problemas a los que ha tenido que hacer frente. De momento, ella está en Marbella, ciudad malagueña en la que está disfrutando de unos días de asueto junto a su pareja, David Salvador.