Este martes, Kiko Rivera ha llamado en directo a ‘Sálvame’ para cargar duramente contra su propia madre. Un hecho sin precedentes que se producía una semana después de su dura entrevista en ‘Sábado Deluxe’, donde confesaba estar hundido, triste y atravesando sus horas más bajas. Desde entonces espera que Isabel Pantoja cumpla la promesa que le hizo en directo: «Yo mañana cojo el coche y te doy los besos más grandes del mundo». Ese encuentro no se ha producido, y el DJ no puede más. No entiende cómo su madre no ha sido capaz de coger el coche para ir a visitarlo. «Necesito a mi madre, no a Isabel Pantoja, y mi madre no está», se ha lamentado en el programa de Telecinco.

La intervención de Kiko en el espacio donde trabaja su prima ha estado cargada de duras afirmaciones sobre la tonadillera. «Mi madre se espabile un poco. Si tiene que decir algo que venga y me lo diga a la cara o que lo diga públicamente para que yo me pueda defender. Porque hablar así de un hijo no tiene perdón de Dios», se lamentaba.

Anabel: «Me he quedado sorprendida»

Sus declaraciones no han pasado por alto para su prima, quien desde su casa en Canarias escuchaba con atención a Kiko. Con el rostro desencajado, la sevillana ha intentado mantenerse al margen del conflicto entre madre e hijo. “Me he quedado sorprendida”, reconocía la colaboradora.

Telecinco

Preocupada por lo que está pasando, no podía ocultar su inquietud: “No quiero estar aquí en directo”. La colaboradora ha dejado claro que para ella los sentimientos de su primo son “sagrados” y que lo único que le importa es «su salud».

En realidad, nunca imaginó que las cosas estaban tan tensas entre Isabel y Kiko. “No están las cosas como pensaba, creía que iba a ir mejor”. Sus compañeros le pedían que se posicionara al lado de uno u otro, y ha sido entonces cuando Anabel estallaba contra los colaboradores, en especial contra Antonio David Flores en particular. Este le echaba en cara: «Al no posicionarte la que queda en evidencia eres tú». La sevillana le respondía: «Me parece muy bien tu información. Si no me posiciono y a ti te molesta me da igual. Conozco lo que tengo que hacer. Sé muy bien lo que hay que hacer. Han pasado muchas cosas, han sido muchos años, algunos han estado peleados, otros no han estado peleados… Y yo he estado ahí en medio, como la bruja piruja».

«Lo que hay es un malentendido»

Anabel ha destacado una de las declaraciones del DJ: «Mi primo Kiko ha dicho: ‘Mi madre va contando las cosas a su manera’. Si mi tía cuenta las cosas a su manera y luego los periodistas las cuentan de otra o las cuentan más maquilladas o más exageradas qué vamos a hacer ahora. Mi primo ha dicho que nunca ha atacado a su madre y que nunca le ha pedido la herencia. Es verdad que Kiko por querer solucionar los problemas ha dicho: mira, que no me quedo lo que sea, pero que se arregle esto para mi madre. Pero si mi tía quiere vivir en Cantora, ¿por qué se tiene que ir?».

“¡Vosotros lo veis muy fácil! Lo que hay es un malentendido entre mi tía y mi primo. ¿Qué hago yo con el peroné roto? ¡No me pongáis en la tesitura!”, se quejaba, a voz en grito. Al final no podía evitar romper en llanto: «No me puedo posicionar».

© Telecinco.

«Se me ha partido el alma y estoy como si me hubiera pasado un camión por encima, pero esto es así», ha lamentado Anabel en una segunda conexión con el programa, después de haberse tranquilizado. «Queréis buscar las cosquillas, saber si me posiciono, pero no soy la culpable. Quiero que me dejen en paz«.

«No quiero que esto suceda y que vaya a más»

«Tu tía ha dicho que su madre no tiene perdón de Dios», insistía Kiko Hernández, animándola a hablar de este tema. «¿Qué quieres, que hablemos de la pandemia? No entiendo a Anabel diciendo; ‘Ay, por favor, que esto se quede en casa».

La andaluza, de momento, no ha hecho ninguna llamada telefónica ni a Kiko ni a su tía para no tener que hablar de ello en el programa. «Me ha dejado hecha polvo la llamada. No quiero que esto suceda y que vaya a más. Evidentemente lo paso mal y no quiero que vaya a más».